La Policía Local de Calvià se ha incautado de unos 35 kilos de “fonoll marí”, clasificada de especial protección en Baleares y que habían sido recogidas en la zona acantilada de Nova Santa Ponça. La Policía la alerta ayer a mediodía por un vecino de la zona que les avisó de que había un grupo de 5 jóvenes cortando “fonoll marí”.

La plantas de esta especie denominada hinojo marino (crithmum maritimum) fueron descubiertos por una patrulla de agentes en siete sacos que se encontraban en el interior del maletero de un coche. Además, la Policía Local de Calvià intervino el vehículo, ya que carecía de seguro y no había pasado la ITV. Los jóvenes, por su parte, reconocieron los hechos.

La recolección del “fonoll marí” está permitida cuando es para uso particular y siempre que la cantidad no pese más de un kilo o sean tres ejemplares. Posiblemente la partida de “fonoll marí” estaba destinada a comercializarse en establecimientos o restaurantes.

Los sacos de “fonoll marí” están decomisados hasta que la Conselleria de Medi Ambient del Govern de les Illes Balears los recoja.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.