El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha pedido este lunes al presidente Quim Torra que se comprometa a cumplir la ley si quiere mantener un “diálogo fructífero” con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Comprometerse a cumplir la ley “sería la mejor manera de empezar un camino que puede conducir a solucionar el problema, aminorar tensiones y prevenir conflictos”, ha señalado Iceta en rueda de prensa en la sede del PSC.

El líder de los socialistas catalanes comprende que los independentistas hagan públicos sus deseos y pidan, por ejemplo, que se levante la intervención financiera de la Generalitat: “Pero deberían pensar si no han de ofrecer una cosa que no han ofrecido, que es el cumplimiento estricto de la legalidad”.

En este sentido, ha señalado que toda negociación requiere de concesiones y que “sería muy bueno que el Govern dijera que es de fiar: eso ayudaría muchísimo en todas direcciones”.

Sobre el control financiero también ha dicho que se estableció por prevención y “si los riesgos siguen estando no se puede hablar de un retorno a la normalidad ni de gestos temerarios” como revertir ese control.

Iceta ha señalado que en los últimos años se han tenido que adoptar “medidas muy coercitivas” contra el Govern y que se podrían empezar a revertir si el nuevo Ejecutivo de Torra deja claro que en su hoja de ruta no hay voluntad de desbordar la legalidad.

“El Govern y el Gobierno llevan seis años sin relaciones y han de empezar a poder confiar el uno en el otro”, algo a lo que puede contribuir el cambio de actores tras la investidura de Quim Torra al frente de la Generalitat y de Pedro Sánchez al frente del Ejecutivo central.

REUNIÓN TORRA-SÁNCHEZ, “CUANTO ANTES”

Sobre una posible reunión entre Torra y Sánchez, Iceta ha señalado que debe producirse “cuanto antes” y que podrían abordar las 45 demandas que Carles Puigdemont le trasladó a Mariano Rajoy –la número 46, que era el referéndum pactado, es innegociable, ha señalado–.

Ha abogado por mantener relaciones de “gobierno a gobierno” con el objetivo de desencallar esas 45 demandas y abordar la recuperación de las leyes sociales aprobadas en el Parlament y suspendidas por el TC a instancias del Gobierno central.

“Distinguimos entre las leyes que no pueden ser objeto de negociación, como la del referéndum, y las que tienen que ver con temas como la emergencia habitacional y la pobreza energética”, que sí pueden negociarse, ha añadido.

Ahora bien, ha avisado que si se quiere “ir fuerte a Madrid” para negociar, será necesario que antes haya pactos previos entre los paridos catalanes y que se logren amplios consensos para defenderlos con más rotundidad.

ACERCAMIENTO DE PRESOS

Preguntado por si es partidario de acercar a los presos soberanistas a cárceles catalanas, Iceta ha dicho que quiere ser muy cauteloso con este asunto porque cualquier declaración “podría interpretarse como gestos del nuevo Gobierno de España”.

“La mera especulación puede ser muy mal entendida y contraproducente”, pero el PSC siempre ha defendido que la prisión provisional es una medida desproporcionada al tiempo que ha reivindicado el respeto escrupuloso por la justicia y la separación de poderes, ha añadido.

LAZO AMARILLO EN EL PALAU

Sobre el despliegue de una pancarta con un lazo amarillo a favor de la liberación de los presos en el Palau de la Generalitat, Iceta ha considerado que es “un error” porque hace que muchos ciudadanos no se sientan representados por la institución.

Ha dicho que gestos de este tipo no concuerdan con las palabras de Torra a favor de gobernar para todos: “Si quieres un Govern inclusivo, haces cosas inclusivas”.

“Tardaremos en arreglar las heridas provocadas pero nos pondremos a hacerlo desde el primer momento”, ha señalado Iceta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.