El Instituto Balear de la Familia (IBFamilia) ha lamentado que el Ayuntamiento de Palma haya denegado su petición de crear plazas de parking para mujeres embarazadas desde la semana 20 hasta la fecha del parto.

Según han asegurado en un comunicado este miércoles, las mujeres embarazadas en avanzado estado de gestación “pueden tener problemas de movilidad reducida y en ocasiones se enfrentan a situaciones complicadas”.

Por ello, la entidad considera necesario mostrar sensibilidad con todas esas mujeres, “dándoles la oportunidad de que tengan acceso a un aparcamiento de forma más fácil”.

La obtención de la tarjeta de aparcamiento conllevaría, como sucede con los discapacitados, la aportación de toda la documentación que justifique el estado de la gestante. Con la propuesta, se otorgaría una única tarjeta por persona que debería colocarse en lugar visible para su control por parte de las autoridades.

Igualmente, el IBFamilia solicitó zonas de aparcamiento especiales para personas que transporten bebés con sillas del grupo 0 y 0+ (que corresponde hasta un año de edad del niño), ya que para mover este tipo de sillas es necesario abrir completamente el maletero del coche.

Desde la organización se proponía que las reservas de plazas se hicieran en los aparcamientos en batería y semi-batería, tanto en la vía pública, como en los aparcamientos públicos subterráneos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.