La Policía Local de Palma investiga lo ocurrido a un hombre que ha sido encontrado esta madrugada en la calle Manacor de Palma con varias heridas provocadas, al parecer, por una navaja y que ha asegurado a los agentes que también le habían propinado una paliza.

Sobre las 4:45 horas una patrulla de la Policía ha divisado a un hombre tumbado en el suelo cerca de la rotonda que hay al final de la calle Manacor y se ha detenido para comprobar que sucedía.

El hombre sangraba por la boca y por una brecha que tenía en una ceja y cuando le han preguntado al respecto, ha explicado que le habían dado una paliza y que le habían “pinchado varias veces con una navaja”.

Efectivamente, cuando los agentes le han ayudado a incorporarse han comprobado que tenía sangre en la espalda y en los costados y que presentaba heridas provocadas por un objeto punzante, aunque eran superficiales.

Los policías han requerido al herido más información y éste ha relatado, de manera confusa y apenas inteligible, que él “trabaja para unos gitanos en el Polígono de Levante, les hago una obra. Este mediodía he ido a coger unos bloques a otra obra para seguir pero por la noche ha aparecido otro grupo y me han preguntado por qué he cogido esos bloques. Yo les he dicho que los he comprado pero ellos me han dicho que no, que los he robado y me  han pedido 800 euros”.

Y ha añadido: “Yo creo que que querían dinero para pagar drogas. Me han retenido y me han pegado una paliza hasta que he podido escapar”

La Policía sospecha que la agresión puede tener que ver con algún asunto de drogas y ha iniciado una investigación para determinar lo sucedido. Por su parte, el hombre les aseguró que podría reconocer a sus agresores.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.