Expectación, y susto, entre los usuarios de la Playa de Palma tras detectarse la presencia de un gran pez en las proximidades de la costa y que ha dado pie a todo tipo de especulaciones hasta que se ha logrado saber qué era.

Sobre las 17:00 horas varios bañistas han avisado de que habían visto “algo” en el mar y que podría tratarse de un tiburón o un delfín.

Así, se ha avisado a la Policía Local que ha desplazado una patrulla a la zona (entre los balnearios 12-13). Los agentes se han encaramado a las torres de vigilancia de los socorristas con prismáticos y han comenzado la búsqueda del animal hasta que, efectivamente, han localizado una gran mancha oscura a unos metros de la orilla que no parecía moverse y sin que pudieran tampoco identificar de que se trataba.

Ha sido entonces cuando un voluntario, practicante de pesca submarina, se ha ofrecido para acercarse y ver de que se trataba.

Finalmente, ha resultado ser una Pez Limón o serviola de grandes dimensiones (un metro y medio) y que estaba muerto, con un gran orificio en en el cuerpo.

La serviola es un pez que puede llegar a medir hasta un metro sesenta y pesar sesenta kilos. Se encuentra en casi todas las aguas del mundo. Su alimentación consiste, básicamente, en crustáceos, calamares y alevines.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.