Foto: Reuters

Un incendio forestal ha obligado a evacuar más de 2.000 viviendas durante los últimos días en el estado de Colorado, según han informado las autoridades estadounidenses, que han alertado de que las llamas continuarán avanzando a lo largo de la semana.

El fuego ha calcinado hasta el momento cerca de 9.000 hectáreas. Unos 800 bomberos han sido desplegados al norte de la ciudad de Durango, donde han logrado contener un 10 por ciento del incendio, tal y como ha indicado el equipo de Gestión de Incidentes de Rocky Mountain.

Uno de los focos del incendio ha provocado la evacuación de seis comunidades en el condado de Albany, en Wyoming, cerca de la frontera con Colorado, según datos del Servicio Forestal de Estados Unidos. “El incendio ha crecido sustancialmente (…) Tenemos fuertes vientos hoy”, ha indicado el portavoz del servicio Aaron Voos.

“Las condiciones meteorológicas continúan siendo críticas”, han asegurado las autoridades, que estiman que el incendio ha crecido un 32 por ciento desde el domingo.

El domingo, el gobierno local emitió una orden de evacuación obligatoria para 859 residentes, lo que situaba en torno a 2.000 la cifra total de personas evacuadas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.