R.F.E.P.

La delegación española de piragüistas en el Campeonato de Europa de Esprint y Paracanoe, que se está disputando en el campo de regatas Ada Cingalija de Belgrado (Serbia), ha sumado este sábado sus tres primeras medallas, concretamente tres bronces en la distancia de 1.000 metros para las disciplinas de K2, C2 y K4.

El castellano-manchego Francisco Cubelos y el vasco Iñigo Peña, en la final de K2 1000, lograron la tercera posición en una regata en la que habían estado siempre en la lucha por el podio; subieron puestos en la segunda parte de la prueba, para finalmente ser terceros apenas tres semanas después de también conseguir medalla en la I Copa del Mundo. Así, aseguraron su billete para ser el barco representante español en el próximo Mundial.

La segunda medalla fue el bronce en C2 de los gallegos Sergio Vallejo y Adrián Sieiro; esta joven tripulación colocó de nuevo a España en un puesto de podio de Europeo en prueba olímpica de canoa. Y el K4, tripulado por los asturianos Javier Hernanz y Pelayo Roza junto al vasco Aitor Gorrotxategi y al gallego Rubén Millán, finalizó su carrera en tercer lugar.

El zamorano Carlos Garrote, mientras tanto, se clasificó para disputar este domingo la final de K1 200 al superar con éxito la jornada de calificaciones. Primero, ganó su serie matutina con el segundo mejor tiempo de todos los participantes (por detrás del serbio Marko Dragosavljevic); en sesión vespertina, fue segundo en la tercera de las semifinales (35.252) por detrás del francés Maxime Beaumont (35.032), logrando una de las tres plazas que daban acceso a la finalísima.

Por otra parte, en esa misma sesión vespertina, sin embargo la pontevedresa Antía Jácome se quedó fuera de la final femenina en la modalidad de C1 200 metros después de acabar en el cuarto lugar (48.769) en su semifinal, donde solo seguían adelante en el torneo las tres primeras clasificadas.

ROI RODRÍGUEZ, CUARTO EN K1

Además, el gallego Roi Rodríguez fue cuarto en la final de K1 1.000 metros, en una entrada muy ajustada tras palear con el alemán Renncatadschmidt; ambos por detrás del portugués Fernando Pimenta, actual campeón continental, y del húngaro Kopasz. El palista del Kayak Tudense, medallista en la Copa del Mundo hace tres semanas en esta prueba, cumplió así el objetivo de estar entre los siete primeros para asegurar plaza también en el Mundial del próximo mes de agosto.

El K4 500 femenino, integrado por la asturiana Sara Ouzande junto a la balear Alicia Heredia, la ceutí Isabel Contreras y la vasca Begoña Lazkano, concluyó en séptimo lugar en la final (con podio para Hungría Bielorrusia y Rusia); así, la joven embarcación aseguró ser la tripulación nacional para ese inminente Mundial. En cambio, Ouzande y Contreras terminaron luego en el noveno y último puesto (39.531) de su ‘semi’ en la prueba de K2 200, fuera de la carrera por las medallas.

El K2 1.000 de la gallega Natalia García y la catalana Laia Pelachs concluyó en la quinta plaza en su final. La madrileña María Corbera fue sexta en la final de C1 500, acercándose a puestos de podio durante algunas fases de la regata en su primera temporada como practicante de la modalidad de canoa (a la que ha cambiado tras su etapa de kayakista, con finales internacionales incluidas). Por último, el asturiano David Fernández Marqués quedó cuarto en la final B de C1 1.000 metros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.