ROI FERNÁNDEZ / RFEP

La delegación española de piragüistas ha cerrado este domingo con un total de siete medallas (tres de oro, una de plata y otras tres de bronce) su participación en el Campeonato de Europa de Esprint y Paracanoe, que se ha celebrado en el campo de regatas Ada Cingalija de Belgrado (Serbia).

En esta competición disputada entre 40 países, el piragüismo español se consagró como una potencia del ‘Viejo Continente’ al acabar en la tercera plaza del medallero (por detrás de Hungría y de Rusia). Así, España logró esos tres metales de oro en las distancias de K4 500, K1 200 y K2 200; la plata en K2 500, y los bronces en K2 1.000, C2 1.000 y K4 1.000.

El K4 500 metros, integrado por los campeones olímpicos Saúl Craviotto, Cristian Toro y Marcus Cooper y el mundial Rodrigo Germade, se proclamaron campeones de Europa al imponerse a Alemania, su principal adversario, por diferencia de 14 milésimas; fueron menos de 9 centímetros de distancia entre ambas embarcaciones al final del recorrido, con un esprint apoteósico de los hispanos.

La tripulación española, con un tiempo de 1:18.559, ejecutó con precisión la estrategia definida por su técnico, Miguel García, sorprendiendo a un rival germano que había sido dominador de esta disciplina en los últimos años. Los palistas de ambos equipos se mantuvieron exhaustos tras la meta, junto a sus embarcaciones, esperando a conocer los tiempos oficiales; si bien el cronómetro provisional dio el primer lugar a Alemania, el resultado definitivo lo conocieron cuando ya habían desembarcado en el pantalán del control de pesaje.

El segundo oro para España llegó con la racial carrera del castellano-manchego Carlos Garrote en K1 200, a tenor de una actuación que selló su espléndido nivel de esta temporada. Llegó al final tan agotado que se cayó al agua por un desequilibrio nada más rebasar la meta. Más tarde Craviotto y Toro, pareja campeona olímpica de K2 200, sumaron también el título de campeones europeos en dicha prueba tras mostrarse este domingo intratables, especialmente en la segunda parte de su regata.

Por otra parte, el balear Marcus Cooper Walz y el gallego Rodrigo Germade subieron al podio en K2 500, con un desenlace tan ajustado que los llevó a compartir la medalla de plata con la pareja rusa formada por Yury Postrygay y Vasily Pogreban; ese resultado ‘ex aequo’ fue por decisión de los jueces, con triunfo para el barco de los húngaros Milán Mozgi y Tamas Somoracz.

VARIOS CUARTOS PUESTOS

En la distancia de 200 metros, España obtuvo tres cuartos puestos: en K1 la gallega Teresa Portela (que en la clasificación provisional figuró durante unos minutos como medalla de bronce), en C1 el también gallego Adrián Sieiro (bronce el pasado sábado en C2 con Vallejo) y luego los baleares Sete Benavides y Toni Segura en C2.

En la distancia de 500 metros, el C2 de Benavides y Segura terminó en la séptima plaza; además, el catalán Albert Martí fue octavo en K1; mientras tanto, la castellano-leonesa Patricia Coco y la gallega Antía Jácome en C2 fueron novenas en esta prueba y tras haber sido sextas en los 200 metros.

Las pruebas de 5.000 metros pusieron el broche definitivo al Europeo, con el gallego Manuel Campos en el cuarto lugar de la modalidad C1; con Francisco el castellano-manchego Cubelos en el sexto lugar de la modalidad K1; con Patricia Coco en la novena posición de la modalidad C1; y con Begoña Lazkano en la décima plaza de la modalidad K1.

El campeonato de paracanoe finalizó sin que los cinco representantes españoles alcanzasen el podio, con el extremeño Juan Valle como mejor clasificado tras su cuarto puesto en la final de KL3. El paralímpico andaluz Javier Reja se conformó con la séptima plaza en VL3. Completaron el equipo el balear Adrián Castaño (noveno en KL2), el vasco Higinio Rivero (quinto en la semifinal de VL2) y el gallego Adrián Mosquera (quinto en KL3).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.