Foto: Reuters

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se ha declarado vencedor de las elecciones presidenciales y legislativas celebradas este domingo en Turquía pese a que los resultados difundidos por la agencia de noticias estatal Anatolia son provisionales y aún deben ser confirmados por las autoridades electorales.

“Nuestro pueblo nos ha encomendado la labor de desempeñar las labores presidencial y ejecutiva”, ha afirmado en una breve intervención desde Estambul. “Espero que nadie intente ensombrecer los resultados y dañar la democracia para esconder su fracaso”, ha advertido.

Erdogan ha subrayado que “no hay vuelta atrás” de la democracia y el desarrollo económico propiciado durante mandato y el gobierno del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) que lidera.

También el portavoz del Gobierno, Bekir Bozdag, ha declarado a Erdogan vencedor directo de las presidenciales en primera vuelta. “El pueblo turco ha elegido a Erdogan como primer presidente/presidente ejecutivo en el nuevo sistema. El pueblo turco ha dicho ‘adelante’ con el presidente Erdogan”, ha apuntado Bozdag en Twitter.

Sin embargo, el portavoz del principal partido de la oposición, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), Bulent Tezcan, ha asegurado que aún resta contabilizar los votos de las grandes ciudades, donde presumiblemente cuentan con mayor apoyo, y por tanto habrá segunda vuelta.

Tezcan ha asegurado en rueda de prensa que el recuento realizado por los interventores del CHP apuntan a que Erdogan no obtendrá el 50 por ciento de votos. En concreto, asegura que solo se ha recontado el 39 por ciento de votos y que con este escrutinio Erdogan obtiene el 51,7 por ciento de apoyo.

Los resultados oficiosos publicados por la agencia de noticias Anatolia sitúan a Erdogan con un 52,6 por ciento de votos y como ganador irreversible con el 97,2 por ciento de las mesas electorales ya escrutadas. Por detrás quedan el candidato del CHP, Muharrem Ince (30,8 por ciento), el prokurdo Selahattin Demirtas (8,1 por ciento) y la conservadora Meral Aksener (7,4 por ciento). Los otros dos candidatos no alcanzan el 1 por ciento de votos.

Este domingo también se celebran elecciones legislativas y el Partido Justicia y Desarrollo de Erdogan sería el más votado con un 42,4 por ciento de respaldo con el 97,1 por ciento de mesas escrutadas, muy por delante del CHP (22,7 por ciento), el Partido del Movimiento Nacionalista (MHP) aliado de Erdogan (11,3 por ciento), el HDP (11,2 por ciento) y del Partido Bueno (10,1 por ciento). La ley electoral turca fija un mínimo del 10 por ciento para obtener representación parlamentaria.

Organizaciones no gubernamentales y partidos de la oposición tienen a medio millón de interventores y observadores desplegados para garantizar la limpieza del recuento, pero denuncian que los cambios en la legislación electoral y las denuncias de fraude en el referéndum constitucional de 2017 arrojan sombras sobre la limpieza de estos comicios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.