Foto: Reuters

El Volcán de Fuego, en el centro de Guatemala, ha registrado este viernes “pequeñas explosiones” que han generado una columna de humo y cenizas y amenazan con aumentar los flujos de lava, según ha informado el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh).

El Insivumeh ha indicado en un comunicado que el cráter Mackenney “mantiene pequeñas explosiones de tipo estromboliano a una altura de 25 y 50 metros, debido a lo cual existe la probabilidad de generar flujos de lava por los flancos del volcán, como ha sido el comportamiento de los últimos meses”.

Las explosiones, audibles a hasta diez kilómetros de distancia y que se producen con una frecuencia de entre cuatro y cinco por hora, han provocado “una fumarola blanca y azul a una altura de 25 metros que se desplaza al sur del complejo volcánico”.

Además, “por los flancos sureste, sur y oeste se observan constantes avalanchas de bloques que remueven ceniza en sus desplazamiento por las barrancas Seca, Cenizas y Las Lajas”. “Se reportan caída de finas partículas de ceniza sobre las aldeas de Panimache, Morelia, Palo Verde y Sangre de Cristo”, ha señalado.

El Insivumeh ha advertido de que, conforme al pronóstico meteorológico, “continuarán las lluvias fuertes por la tarde y noche, lo que aumenta la probabilidad de generar lahares por las barrancas alrededor del edifico volcánico”. El jueves, ya alertó sobre el descenso de los lahares existentes por un canal no definido.

El Volcán de Fuego entró en erupción por segunda vez este año el pasado 3 de junio y desde entonces se mantiene activo. Según el balance oficial, 110 personas han muerto, 197 están desaparecidas y hay miles de evacuados y cerca de dos millones de damnificados.

El Gobierno de Jimmy Morales ha declarado el “estado de calamidad” y ha pedido la ayuda de la comunidad internacional para responder a este desastre natural, el peor que ha sufrido la nación centroamericana en los últimos tiempos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.