El Govern ha presentado este miércoles el Plan Director Sectorial de Movilidad de Baleares 2019-2026 (PDSM) que, entre otras medidas, prevé reducir un 20 por ciento el peso del coche privado en el conjunto de desplazamientos y desarrollar el mapa ferroviario ampliando el tren hasta Alcúdia, Artà, Cala Ratjada y otros puntos.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, que ha presidido la reunión del Consejo Balear de Transporte, ha explicado que “uno de los compromisos” de legislatura era “trabajar de manera integral la movilidad” y “este plan se ha elaborado con el espíritu de involucrar a todas las administraciones”.

Armengol ha destacado “el cambio de planteamiento” que supone el plan ya que “siempre se había planteado la movilidad con una visión de incrementar la red viaria”, pero ahora el objetivo que se plantea es otro: “Descongestionar la red viaria actual en las cuatro islas”.

El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha dicho que actualmente el 56 por ciento de los desplazamientos en Baleares “se hacen en vehículo privado y que la intención del Plan es reducir este porcentaje hasta el 36 por ciento”.

El conseller ha dicho que “se trata de un plan global y para que sea factible es fundamental tener una visión de conjunto y contar con la colaboración institucional”.

Así, el PDSM tiene como pilares la mejora del servicio de transporte público y un progresivo cambio de paradigma en la movilidad, en el cual la utilización del coche privado debe perder peso.

Además de la mejora del transporte público, el PDSM establece medidas que faciliten la menor utilización del coche, como la creación de aparcamientos disuasivos en el anillo externo de los núcleos urbanos o de carriles bus-VAO en las principales vías, entre otros, para que sea más rápido ir en bus que en coche privado.

De esta manera, la previsión es que el plan permita incrementar de manera muy significativa la demanda de pasajeros del transporte público: pasando de 61,10 millones de viajeros anuales a entre 84,4 millones y 108,7 millones.

LÍNEAS DE ACTUACIÓN

Así, las líneas del PDSM pasan por la ampliación de la red de transporte público, centrada en la mejora del transporte colectivo por carretera y la planificación del nuevo mapa ferroviario.

En este sentido, cabe recordar que ya está abierto el concurso para la adjudicación de las nuevas concesiones de autobús a partir de 2019 en Mallorca.

Respecto a las líneas ferroviarias, el PDSM dibuja un nuevo mapa ferroviario que completa la red. Por eso, uno de los objetivos de la nueva red es resolver la situación de congestión de los accesos a Palma y su área metropolitana.

En este sentido se plantea desarrollar una línea de tren de Migjorn, de Palma a Llucmajor; el tranvía desde Palma hasta al Aeropuerto, y la integración del metro en la red urbana de Palma, con la ampliación de la línea en el Parc Bit y Son Espases, como actuaciones prioritarias.

Las líneas de tren en Alcúdia, hasta Artà y Cala Ratjada o la ampliación en una segunda fase de la línea de Migjorn o el tranvía hasta Santa Ponça completarán el mapa ferroviario.

Por otra parte, se prevé la creación de hasta 50 kilómetros de carril bus-VAO en las vías con más densidad de tráfico; aparcamientos disuasivos para favorecer la entrada en los centros urbanos en transporte público; la integración tarifaria de todas las islas y planes de movilidad en las ciudades.

En otro sentido, se busca la reducción de la contaminación con la reducción de la utilización del vehículo privado y el cambio en vehículos menos contaminantes; la reducción de la siniestralidad y la mejora de la conectividad entre las islas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.