El personal de emergencias y salvamento de las playas de Baleares ya cuenta con un protocolo de actuación para la recogida de la carabela portuguesa y para los casos de picadura.

Según ha informado la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca en un comunicado, el protocolo, que se ha enviado a todos los ayuntamientos de los municipios costeros, establece el procedimiento a seguir desde una embarcación, así como para recogerla en la arena.

Asimismo, recuerda una serie de medidas que se deben seguir en caso de picadura de carabelas, como es no rascarse la zona, retirar en caso necesario, los restos de tentáculos o no utilizar ni amoniaco ni orina ni vinagre, sino suero fisiológico y aplicar frío, pero no agua dulce.

Se trata del primer protocolo redactado en España y ha sido elaborado de manera conjunta por el servicio de limpieza del litoral de la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, la Dirección General de Pesca, el SOCIB y el CSIC con personal del ICMAN y IMEDEA, en el marco de las actividades que se desarrollan desde el año 2015 con la firma del convenio ‘Detección de medusas en el mar balear y su relación con las variables ambientales: hacia el desarrollo de un sistema de predicción preoperacional’.

Hay que recordar que se prevé que la presencia de carabelas portuguesas en Baleares vaya disminuyendo a medida que aumente la temperatura del agua. En caso de ver alguna, se debe llamar al 112 o ir al puesto de salvamento más cercano para activar el protocolo para retirarla.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.