La portavoz del Govern balear, Pilar Costa, ha afirmado este viernes que “se abre una nueva etapa de esperanza política en el conjunto de España”, después de que la moción de censura contra Mariano Rajoy haya obtenido la mayoría necesaria y Pedro Sánchez se haya convertido en el nuevo presidente del Gobierno.

Durante la rueda de prensa posterior al Consell de Govern, Costa ha incidido en que el Ejecutivo autonómico seguirá siendo “igualmente reivindicativo” ante el Gobierno de Sánchez, a quien la presidenta balear, Francina Armengol, ya ha felicitado personalmente. Armengol no ha asistido al Consell de Govern de este viernes para presenciar el debate de la moción en el Congreso.

La portavoz del Govern ha defendido que esta “nueva etapa” era “necesaria e imprescindible”. Ha valorado el “mensaje de recuperar la agenda social” y la “regeneración democrática” por parte de Sánchez, recalcando que son “valores y principios en absoluta sintonía” con el Ejecutivo balear.

Costa ha reconocido que “se abre un periodo complicado y a la vez esperanzador” y ha insistido en la necesidad de “recuperar la dignidad política” que estaba “golpeada por casos de corrupción”.

Finalmente, Pilar Costa ha recordado que hay “muchos temas pendientes” entre el Gobierno y Baleares que ahora se retomarán “con mucha más intensidad y sintonía política”.

Sobre el Régimen Especial para Baleares (REB), la portavoz ha indicado que las negociaciones ya estaban “avanzadas” y que el trabajo técnico realizado “se debe aprovechar para llegar a la culminación” del REB. Respecto a la posibilidad de que pueda entrar en vigor el 1 de enero de 2019, Costa se ha limitado a señalar que el Govern así lo espera y trabajará en ello.

DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

Por otro lado, la portavoz del Govern ha indicado que de momento no hay ninguna “propuesta de nombre” para la Delegación del Gobierno en las Islas. Con la salida del Gobierno del PP, la actual delegada, Maria Salom, tendrá que abandonar el cargo.

Respecto a la posibilidad de que se retiren los recursos interpuestos por Salom, Costa ha señalado que tendrán “tiempo de hablar con todo eso” y en todo caso ha expresado su confianza en que la Delegación “no sea utilizada de forma partidista, sino que vaya en beneficio de los ciudadanos de las Islas”.

La portavoz se ha mostrado convencida de que la normativa que se aprueba en Baleares “cumple todas las prescripciones legales”. Así, ha manifestado que con el cambio esperan “una relación mucho más normalizada” con el Gobierno y “que no haya una fijación hacia Baleares con todo lo que salga de este Govern o el Parlament”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.