La conductora que en septiembre de 2016 atropelló al policía local de Palma, Biel Llull, en la carretera vieja de Sineu cuando pedaleaba junto a su hijo menor de edad, ha sido condenada a dos años y medio de cárcel.

La mujer dio positivo en la prueba de alcoholemia practicada inmediatamente después del accidente, y casi cuadruplicó la tasa permitida para circular.

Ahora, el juzgado la ha condenado por un delito de homicidio imprudente grave en concurso con uno de conducción bajo la influencia del alcohol a dos años, seis meses y diez días de cárcel (la mujer estuvo un mes en prisión provisional) así como a la prohibición de conducir vehículos a motor y ciclomotor por un periodo de 3 años y 7 meses.

Por otro lado, la aseguradora deberá abonar 500.000 euros a la familia de Llull, que deja dos hijos, así como los intereses correspondientes por no haber depositado esa cantidad en los juzgados cuando se le requirió para ello.

Una sentencia, en todo caso, que no es firme y contra la que cabe recurso.

Biel entró en parada cardíaca tras ser atropellado

Biel Llull y su hijo fueron atropellados el 14 de septiembre de 2016 en la carretera vieja de Sineu cuando paseaban en bicicleta por el arcén, sobre las ocho de la tarde. El pequeño resultó con heridas leves pero Biel entró en parada cardíaca.

Los equipos de emergencia lucharon sobre el terreno casi durante una hora para reanimar a Biel e intentar salvar su vida y lo lograron, pero cuando Biel era trasladado a Son Espases, volvió a entrar en parada y falleció.

En el vehículo que les arrolló iban dos mujeres de nacionalidad francesa. La conductora arrojó una tasa de casi un gramo de alcohol en sangre (entre 0,94 y 0,98 mg por litro) cuando se le practicó la prueba de alcoholemia lo que, prácticamente, es cuadruplicar la cantidad permitida.

Hay que recordar que tras el suceso, ambas mujeres intentaron confundir a los agentes actuantes y aseguraron que quien conducía era la que, en realidad, iba de acompañante.

Una mujer “dramática y de llanto fácil. Una comediante”

Durante el juicio, la ahora condenada manifestó que recordaba el accidente “todos los días” y pidió perdón a la familia. También aseguró que los hechos supusieron un “momento trágico” y que pensaba “constantemente en el dolor de la familia del fallecido”.

Palabras que no creyeron la familia de Biel Llull para quien la acusada estaba haciendo teatro: “Una mujer dramática y de llanto fácil. Ha mentido en todo momento y está haciendo teatro impresionantemente bueno”, llegó a sostener el abogado defensor, Diego Wencesblat, por lo que mantuvo la petición de cuatro años de prisión.

La Fiscalía, por su parte, resaltó que la conductora había reconocido los hechos y que había consumido “una ingente cantidad de alcohol” y solicitó  una pena de tres años y nueve meses.

La defensa solicitó siete meses de cárcel para su representada al apreciar “una atenuante muy calificada de reparación del daño, pues la mujer ha entregado todo lo que había ahorrado durante su vida junto a su pareja” (extremo este que la defensa puso en duda).

También sostenía, la defensa, que la conductora había pedido disculpas a través de su abogado a la familia de la víctima y que un testigo aseguró que el vehículo de las mujeres no iba a una velocidad excesiva cuando sucedieron los hechos.

La acusación particular argumentó que el arrepentimiento “se demuestra con hechos y que la familia no había recibido ni un carta ni una llamada para pedir perdón” e hizo hincapié en el estado del hijo menor del fallecido que lo acompañaba en el momento del siniestro, y que “sufre de terrores nocturnos porque vio morir a su padre en el suelo”. El niño fue alcanzado por el impacto pero sólo sufrió lesiones leves.

Dos detenidos por celebrar en las redes sociales la muerte del ciclista

Tras la muerte de Biel y darse a conocer que era policía local, la Policía Nacional procedió a detener a dos individuos que celebraron los hechos en las redes sociales.

A los detenidos se les imputó un delito de injurias, por el menosprecio a la víctima y su familia; un delito contra la integridad moral por aumentar el dolor psíquico de los mismos de manera injustificada y otro delio por promover de forma directa el odio hacia la policía.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.