La empresa Repsol ha dado por finalizado el episodio de escape de vapor de agua no tóxico registrado esta mañana y ha levantado las medidas de confinamiento preventivas. Como consecuencia de la incidencia, diez personas han sido atendidas por afectaciones leves por los servicios médicos propios del complejo industrial, según informa la compañía en un comunicado.

La dirección del Plan de Emergencias Exterior del Sector Químico del Valle de Escombreras había activado el mismo en nivel 0 por accidente de Categoría 1 al registrarse dicho accidente, ya que la nube se encontraba disipada en gran medida.

A las 12.30 horas quedaba solventada la fuga de vapor de agua ocasionada por la rotura de una tubería en las instalaciones de la Refinería de Repsol en Escombreras. La nube generada ha quedado completamente disipada sin que se haya producido daño personal alguno

La avería registrada en la refinería de Repsol en el Valle de Escombreras (Cartagena) provocaba una nube de vapor de agua con restos de hidrocarburos.

En concreto, la avería se producía sobre las 11.00 horas, en la Unidad de Coque (Valle de Escombreras). Como consecuencia, se aconsejaba a la población que evite salir a la calle y cerrar puertas y ventanas.

Desde un primer momento, Repsol ha asegurado que el foco estaba controlado y detenía las emisiones. La nube se ha calificado como no tóxica por parte de los responsables de la factoría.

La alcaldesa, Ana Belén Castejón, nada más tener conocimiento del incidente, se ha puesto en contacto con el director de la Refinería para interesarse por lo sucedido y ofrecer medios municipales.

Vehículos y efectivos de Bomberos, Policía Local y Medio Ambiente se han desplazado a la zona, que han informado que el problema se ha resuelto sobre las 11.50 horas tras el cierre paulatino de una válvula, informa el Consistorio de Cartagena.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.