La Guardia Civil ha detenido en Campos a un hombre de 39 a quien se le imputa un delito contra la salud pública por cultivar y elaborar drogas.

Una patrulla de la Guardia Civil, en labores de seguridad ciudadana, dio el alto a una furgoneta en cuyo interior localizaron dos cajas llenas de cogollos de marihuana secos. Cada una de las cajas pesaba dos kilogramos.

El conductor, que fue detenido, portaba entre sus pertenencias 2950 euros.

Más tarde, la Guardia Civil llevó a cabo un registro en su finca, situada en una zona aislada, donde dieron con más plantas de marihuana; algunas cortadas y dispuestas para el secado y otras en diversas fases de crecimiento, sembradas entre otro tipo de plantas en el interior de un invernadero.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.