La Policía Local de Palma procedió, el pasado día uno, a detener a un indigente que irrumpió en la parroquia de Sant Miquel gritando y realizando gestos obscenos.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 9:45 horas mientras se oficiaba misa. Tras entrar en la iglesia, el individuo profirió diversos gritos a la vez que se tocaba los genitales.

El rector de la iglesia logró, a duras penas, sacarlo al exterior, momento en que el hombre le espetó: “Vete o lo pagarás caro”.

Dado que se trata de un conocido de la zona y que tiene por costumbre amenazar, insultar e incluso encararse con aquellos que no le dan limosna, el rector se dirigió hasta la Plaza del Olivar donde contactó con un patrulla de la Policía Local.

Los agentes se dirigieron entonces hasta Sant Miquel donde localizaron al individuo, quien se negó a identificarse.

Preguntado sobre su domicilio, reconoció no tener uno fijo, “hoy vivo aquí y mañana allí”, respondió a los agentes a los que aseguró que España “es una mierda. He estado en varias provincias y todo es lo mismo. En mí país estoy mejor”.

Se da la circunstancia de que unos días antes había asegurado al rector que no se iría de aquí “sin haber matado a una mujer”.

Los agentes lograron finalmente identificar al hombre, quien resultó ser español, y fue detenido por un delito de amenazas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.