Las obras de adecuación de la antigua prisión de Palma ya han comenzado, una actuación en la que el Ayuntamiento de Palma ha invertido 23.770 euros.

Según ha informado el consistorio en una nota de prensa las obras, que arrancaban el lunes, han sido adjudicadas a la empresa Sin-Tec.

El Ayuntamiento ha apuntado que las obras permitirán abrir al público un acceso directo que conecte este espacio con el barrio de Cas Capiscol y habilitarlo para actividades en la parte posterior del foso.

Por ejemplo, el próximo 29 de junio está programada una proyección en el marco del festival Atlántida Film Fest y acto seguido se presentará en sociedad el colectivo ‘Som Sa Presó’ que al día siguiente celebrará talleres, ‘performances’ actuaciones musicales y un mercadillo.

El Ayuntamiento ha recordado que la antigua prisión “ha sido abandonada desde que se cerró en 1999” y “ha sufrido un proceso de degradación importante”. Por eso, quiere llevar a cabo un proyecto “de largo recorrido” para posibilitar diferentes usos, para lo que el área de Urbanismo está trabajando en un concurso de ideas.

Además, desde el área de Cultura han trabajado para que el edificio “se convierta en un centro de creación que disponga de salas de ensayo para música y artes escénicas, espacios para artistas visuales y espacios de encuentro comunitario”, entre otros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.