Baleària ha incorporado este jueves a su flota el ferry ‘Rosalind Franklin’ para realizar la conexión diaria entre Barcelona y Palma, con una capacidad de transporte en su bodega de hasta 3.100 metros lineales, lo que permite incrementar un 35 por ciento la capacidad de mercancías y vehículos.

Desde la compañía han explicado en un comunicado que esta embarcación ya cumple con la nueva normativa de la Organización Marítima Internacional (OMI) sobre la limitación de gases contaminantes, que será de aplicación obligatoria a partir de 2020.

En este sentido, el buque está equipado con ‘scrubbers’ que le permiten reducir las emisiones de óxidos de azufre de los gases de escape, por debajo de las más estrictas normas actuales (menos del 0,1 por ciento).

La compañía tiene programado este servicio diariamente con salida del puerto de Barcelona a las 23.00 horas y desde Palma a las 12.30 horas, con una duración del trayecto de unas siete horas y media.

880 PASAJEROS Y 3.100 METROS LINEALES DE BODEGA

El ferry ‘Rosalind Franklin’, que navega a una velocidad de 22 nudos, presenta una eslora de 188 metros y 28 de manga con capacidad para 880 pasajeros y 3.100 metros lineales de bodega para la carga de mercancías y vehículos. A nivel de servicios para los pasajeros, el buque además de las diferentes acomodaciones (butacas y camarotes) contará con self-service, restaurante a la carta, diferentes bares (interior y exterior), tienda, zona de juegos para los niños y zona habilitada para las mascotas.

La naviera ha bautizado este nuevo buque con el nombre de la destacada científica inglesa Rosalind Franklin, que gracias a sus investigaciones químicas sobre la estructura del ADN, contribuyó a notables avances en genética. También realizó trabajos acerca del carbón y de los virus.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.