El sindicato Fs-Tes ha informado que una técnico de transporte sanitario programado ha sido víctima de un delito de amenazas este sábado mientras cubría un servicio en Lloseta.

El incidente se ha producido sobre las 8:00 horas de este sábado cuando un vecino de la paciente a quien tenía que recoger la ambulancia ha amenazado a la trabajadora porque “le molestaba” el pitido que la ambulancia emitía al dar marcha atrás.

Los hechos han obligado a requerir la presencia de la Policía Local quien se ha hecho cargo del asunto.

Desde Fs-Tes han querido hacer constar su repulsa por lo ocurrido y han calificado los hechos como “intolerables” y han explicado que las agresiones que sufre el colectivo del transporte sanitario son muchas.

“La agresión a un profesional del transporte sanitario rompe la confianza necesaria para garantizar una asistencia sanitaria adecuada. También queremos hacer llegar la preocupación por la pérdida de respeto hacia nuestro sector, que se ha ido agravando en los últimos años”, señalan fuentes del sindicato quienes agregan: “Defendemos que toda agresión debe considerarse delito y animamos a los profesionales que lo denuncien independientemente de si es una agresión física o verbal. Recordarles, igualmente, que se dispone de protocolos para ello”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.