Foto: Reuters

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, ha ordenado este jueves la ejecución inmediata de todos aquellos miembros del grupo yihadista Estado Islámico condenados a muerte por los tribunales del país.

Al Abadi ha ordenado “el castigo inmediato de los terroristas condenados a muerte cuyas sentencias hayan pasado la fase decisiva”, ha dicho su oficina en Twitter, en referencia a aquellos que hayan completado todas las etapas del proceso de apelación.

Cientos de personas han sido sentenciadas a muerte en el país por su pertenencia al grupo yihadista, y los grupos defensores de los Derechos Humanos han acusado a las autoridades de estar cometiendo irregularidades en los procesos judiciales y de llevar a cabo juicios sin garantías para sentenciar a los arrestados.

Durante la jornada de este mismo jueves, Al Abadi ha ordenado el inicio de operaciones de seguridad contra células de Estado Islámico tras el secuestro y ejecución de ocho miembros de las fuerzas de seguridad por parte del grupo.

El primer ministro iraquí ha subrayado que Estado Islámico “no controla en la actualidad ninguna zona” y que “sus elementos se esconden en montañas que usaron en el pasado”.

Asimismo, ha manifestado que “las células terroristas sufrirán duros golpes y, al igual que se prometió liberar el país y la promesa se cumplió, se promete a los ciudadanos eliminar estas células y castigar a los asesinos”.

Las declaraciones han llegado un día después de la localización de los ocho cadáveres de los secuestrados. Fuentes de seguridad citadas por la agencia británica de noticias Reuters indicaron que los cuerpos fueron mutilados y cargados de explosivos.

Estado Islámico secuestró la semana pasada a ocho miembros de las fuerzas de seguridad y publicó un vídeo con seis de ellos. En el mismo, amenazó con ejecutarles en el plazo de tres días en caso de que el Gobierno no libere a todas las presas de confesión suní de las cárceles del país.

Al Abadi anunció el 9 de diciembre el “fin de la guerra” contra Estado Islámico en el país, después de que los militares recuperaran los últimos bastiones que aún permanecían bajo control de la organización yihadista.

Sin embargo, Estado Islámico ha continuado perpetrando atentados de forma diaria en distintos puntos del país, entre ellos la capital, Bagdad, y sus alrededores.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.