El senador ceutí Guillermo Martínez (PP) ha reprochado este jueves al PSOE la utilización de “estrategias maquiavélicas” para “apuntarse el tanto del incremento del 50 al 75 por ciento de la bonificación estatal al transporte marítimo y aéreo para los residentes en Canarias, Baleares y las dos ciudades autónomas” contemplada en los Presupuestos Generales del Estado para 2018, una medida que el ministro de Fomento ha dicho que no se podrá implementar hasta 2019 pero que el parlamentario norteafricano estima que “puede ser de aplicación efectiva en solo un mes”.

Después de que José Luis Ábalos afirmase este miércoles en el Congreso que la redacción de los presupuestos exige la aprobación de un Real Decreto previa toma en consideración del Consejo de Ministros y una tramitación posterior que “en el menor de los casos” se extenderá durante “seis meses”, el senador por Ceuta ha argumentado en declaraciones a Europa Press que “los artículos 26 y 27 de la Ley del Gobierno, teniendo en cuenta la materia de la que se trata, contemplan una vía de urgencia que permitiría la implementación efectiva del aumento de la bonificación en un mes”.

Según Martínez, si el Gobierno de Pedro Sánchez se ha “dado a sí mismo” un plazo “tan cómodo y confortable” es solo “por una estrategia maquiavélica del PSOE para intentar apuntarse el tanto de la rebaja efectiva de los precios del transporte marítimo y aéreo para los residentes en la España extrapeninsular”.

“La próxima semana la presidenta de Baleares, la socialista Francina Armengol, vendrá a Madrid a exigir que el Gobierno central agilice los trámites y este dirá que lo ha conseguido para intentar apuntarse el tanto y por puro electoralismo”, ha augurado Martínez, “algo especialmente lamentable cuando se juega con los dos millones de personas que viven en los dos archipiélagos y las ciudades autónomas y algo tan básico como su movilidad por el territorio nacional”.

El texto de los Presupuestos Generales del Estado establece que “se autoriza al Gobierno para que durante el año 2018 y con vigencia indefinida” aumente al 75 por ciento el porcentaje de la bonificación para los trayectos entre los territorios no peninsulares y el resto del territorio español.

Además, por temor a una elevación repentina de las tarifas vigentes, estipula que “dentro del respeto a la normativa comunitaria y al principio de libertad tarifaria”, las autoridades competentes en materia de competencia velarán para que navieras y aerolíneas “no establezcan pactos de colusión que incrementen los precios”, para lo que se podrían llegar a fijar “precios máximos de referencia en aquellas líneas declaradas como obligación de servicio público”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.