¿Cómo reaccionarían ustedes si por consumir un zumo de naranja natural y una Coca Cola les cobraran 21,50 euros?

Eso es lo que le ha sucedido a una pareja en Palma que decidieron sentarse a la mesa de un local en la Porta Pintada tras dar un paseo: “Yo pedí un zumo de naranja natural. El camarero me preguntó si pequeño o grande. Lo pedí grande y mi amiga pidió una Coca-Cola mediana. Cuando llegó la hora de pagar y nos traen la cuenta…¡sorpresa!, 21’50 euros”.

La afectada explicaba así lo sucedido y ha colgado en las redes sociales el tique como prueba de ello, lo que ha generado diversidad de opiniones: desde quienes opinan que es un abuso hasta quienes consideran que es un precio razonable acorde al tamaño del zumo; pasando por quienes aseguran que no habrían pagado la consumición o que habría que denunciar lo ocurrido ante Consumo.

¿Qué opinan ustedes?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.