Foto: Reuters

El fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, se ha disculpado este martes en el Parlamento Europeo por su responsabilidad en el escándalo de la filtración de datos de Cambridge Analytica y ha prometido medidas para garantizar la seguridad a los usuarios, “aunque llevará tiempo”.

En una sesión retransmita en directo a través de internet, Zuckerberg ha destacado ante el presidente de la Eurocámara y de los grupos políticos, los beneficios de la tecnología para estar en contacto con los más allegados en situaciones de crisis como en el caso de ataques terroristas o para los refugiados que llegan a Europa. Sin embargo, ha admitido que “en los últimos años no hemos hecho lo necesario para evitar que estas herramientas que hemos construido se utilicen para hacer daño también”.

Ante los perjuicios que haya podido causar la mala utilización de sus aplicaciones, el fundador de Facebook se ha disculpado: “Ya sean ‘fake news’ (noticias falsas), injerencias en elecciones o mal uso de los datos de la gente por parte de los desarrolladores, no hemos tomado cuenta suficiente de nuestras responsabilidades. Eso fue un error y lo siento”.

Entre las medidas que Zuckerberg prevé para subsanar sus errores está doblar el número de personal dedicado a la seguridad hasta llegar a los 20.000 empleados para final de año. En cuanto al impacto que pueda tener en la rentabilidad de su compañía, ha asegurado que “mantener a la gente segura siempre será más importante que maximizar nuestros beneficios”.

Además, según ha explicado, se limitará la información requerida para crearse un perfil en sus aplicaciones, que no podrán acceder a esos datos si el usuario no lo ha utilizado en los últimos tres meses. Asimismo, se seguirán haciendo auditorias en caso de que haya sospechas de abuso y en caso de que así sea se pondrá en suspenso la aplicación. “Hemos puesto en suspenso más de 200”, ha asegurado.

Antes de su intervención, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, le recordó que en un año más de 400 europeos son llamados a las urnas para elegir a sus representantes en la Eurocámara y “hay que garantizar que sus datos no serán utilizados de forma ilegal para manipular la democracia”.

Ante las siguientes citas electorales del año, Zuckerberg confía en armarse los suficiente para hacer frente a posibles acciones coordinadas de injerencia como ocurrió en 2016. Entonces, “fuimos lentos y no identificamos las interferencias por parte de Rusia”, ha reconocido.

No obstante, el fundador de Facebook ha asegurado que gracias a la colaboración con gobiernos y con otras empresas tecnológicas han conseguido mejores resultados en los siguientes comicios, como las presidenciales francesas. Además, según ha explicado, otro de los objetivos es continuar desarrollando el uso de la inteligencia artificial, que, en el caso de Francia, ha permitido detectar y suprimir más de 30.000 cuentas falsas, que son las que propagan las llamadas fake news.

NUEVAS NORMAS DE LA UE

La comparecencia de Zuckerberg ha tenido lugar cuatro días antes de que entren en vigor las nuevas normas de la UE sobre la protección de datos personales. El empresario tecnológico ha asegurado que las aplicará correctamente y que todas sus aplicaciones están informando ya de ello a sus usuarios para que acepten las nuevas condiciones de uso.

En una rueda de prensa al final de la reunión, Tajani ha afirmado que aceptan las disculpas, pero “faltan compromisos firmes”, a pesar de que el fundador de Facebook ha esbozado una serie de medidas para garantizar la protección de los datos de los usuarios sobre las que aún tendrá que responder por escrito a las preguntas que se han quedado en el tintero.

El formato ha sido fuente de polémica desde que se anunció que sería a puerta cerrada e incluso algunos líderes de grupo rechazaron asistir si no era público. Finalmente, la presión de verdes, socialistas, liberales e izquierda logró abrir la puerta de la reunión a través de una retransmisión en directo.

Tajani ha recordado que no tenía obligación de venir ya que no es un ciudadano europeo, y ha negado que el estadounidense haya exigido en un principio comparecer a puerta cerrada. “Así lo acordamos. Después le pedimos si podíamos retransmitir la reunión por streaming y ha aceptado”, ha explicado.

La próxima cita entre Facebook y el Parlamento Europeo será en una audiencia pública en la comisión de Libertades Civiles de la Eurocámara en la que un responsable de la compañía dará más explicaciones y detalles técnicos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.