EP

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha advertido a la banda terrorista ETA de que no conseguirá nada tras su disolución, prevista esta semana, que “no contemple la ley”, del mismo modo que tampoco “consiguió nada cuando dejó de matar”, en palabras de Zoido.

“Vamos a cumplir la ley y a hacerla cumplir. Como siempre y para siempre. No habrá impunidad porque no puede ni debe haberla. Y porque así se lo debemos a los más de 800 asesinados y 7.000 víctimas y a todos los que sufrieron su chantaje y coacción”, asegura Zoido en un artículo publicado este martes en el diario ‘El Mundo’.

En esta tribuna, el ministro del Interior afirma que “ante el terrorismo, sólo cabe aplicar la ley y el Estado de derecho, antes, después y siempre”, y sostiene que el Gobierno no va a cambiar su “posición de firmeza democrática” ante ETA, porque considera que es “una de las razones por las que los rescoldos del terrorismo no han tenido otra opción que anunciar su disolución”.

“Primero quisieron doblegarnos con los asesinatos y la extensión del miedo y no lo consiguieron. Después quisieron obtener beneficios por dejar de matar, y también fracasaron. Más tarde hicieron un supuesto desarme que fue un paripé, como ha demostrado el que hace unos meses se descubriera un zulo y hace unos días hubiera una entrega de armas a Francia. Y, ahora, también les espera únicamente la frustración si confían en obtener algo por el acto anunciado para el 4 de mayo. Porque, como nada les debemos, nada les daremos”, proclama el titular de Interior.

En ese sentido, Zoido señala que “ETA ha asumido al fin que ha sido derrotada” y también “que no ha conseguido sus objetivos ni los va a conseguir nunca”, aunque advierte de que serán las Fuerzas de Seguridad “quienes verificarán y certificarán si es cierta” la disolución de la banda, y “seguirán persiguiendo a los terroristas y trabajando para esclarecer los asesinatos que quedan por resolver”.

Además, el ministro subraya que la desaparición de ETA “en ningún caso borra el inmenso dolor provocado a las víctimas ni, por supuesto, elimina la responsabilidad penal por los asesinatos”, y expone el “firme compromiso” del Gobierno de trabajar para que “triunfe el auténtico relato” con “la verdad y el sufrimiento de las víctimas” de la banda terrorista.

“La desaparición completa, real y efectiva de ETA tiene que ir acompañada de la plena deslegitimación de los terroristas, para que no se difumine el auténtico relato y que toda la sociedad sea consciente de que no se trata de ningún conflicto, sino que hubo víctimas y verdugos, y por lo tanto no cabe equidistancia alguna”, defiende Zoido, que cuestiona el perdón “falso y selectivo” manifestado por la banda en un reciente comunicado.

“Repartir las culpas y justificar sus crímenes no parecen los mejores elementos para demostrar arrepentimiento. El perdón no puede ser sólo una palabra, requiere de una actitud sincera, humilde y arrepentida. Y también de mucha valentía”, concluye Zoido en el artículo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.