Foto: Strenes

El plazo de diez días decretado por la Audiencia Nacional para el ingreso en prisión del rapero Josep Miquel Arenas, conocido como ‘Valtonyc’, concluye este jueves.

El rapero debe cumplir una condena de tres años y medio de cárcel por los delitos de amenazas, injurias a la Corona y enaltecimiento del terrorismo por el contenido de sus canciones.

Su defensa avanzó que el rapero esperaría hasta el último día del plazo para el ingreso en prisión. Para evitarlo, su abogado, Juan Manuel Olarieta, anunció la presentación de un escrito ante el Tribunal Europeo de los Derechos Humano. No obstante, si Estrasburgo no resuelve su petición antes del jueves, el rapero tendrá que esperar su respuesta en prisión.

Antes del Tribunal europeo, la defensa de Valtonyc intentó obtener la suspensión de la pena con un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. La Audiencia dio un mes al rapero para acreditar el amparo del TC, pero finalmente el recurso no fue admitido a trámite y se dictó un plazo de diez días para la ejecución de la condena.

Días más tarde, ‘Valtonyc’ señaló que internautas anónimos estaban comprando billetes a su nombre con el objetivo de “trolear” a la Policía, en palabras del rapero, después de una orden policial para identificarle si sale en avión de la Isla.

Además, tras conocerse la ejecución de la condena, unas cien personas participaron en una concentración frente a Delegación de Gobierno en Baleares en la que pedían la absolución del rapero mallorquín. Igualmente, la portavoz del Govern balear, Pilar Costa, manifestó durante el pleno del Parlament que “nunca se puede ir contra un derecho como es la libertad de expresión con una pena de cárcel”.

TRES AÑOS Y MEDIO DE PRISIÓN

La Audiencia Nacional condenó al rapero a tres años y medio de cárcel al considerar que las expresiones en sus canciones “exceden de la crítica política y se introducen en el campo del atentado contra la dignidad personal”. Los magistrados rechazaron que estas manifestaciones estén amparadas en la libertad de expresión y en la “creación artística”.

Después, el Supremo ratificó la sentencia al entender que “la pluralidad de mensajes contenidos en las canciones publicados en Internet y con acceso abierto por el acusado tienen un indudable carácter laudatorio de las organizaciones terroristas Grapo y ETA y de sus miembros, el cual va más allá de la expresión de coincidencia con objetivos políticos, solidaridad con los presos o camaradería”.

También censuró las amenazas al presidente del Círculo Balear, Jorge Campos, en las canciones como en la que manifiesta que “merece una bomba de destrucción nuclear” o en la que desea su muerte.

NUEVA DENUNCIA POR ANIMAR A MATAR GUARDIAS CIVILES

Precisamente, Jorge Campos -ahora presidente de Actúa Baleares- presentó este viernes una nueva denuncia por un presunto delito de odio al animar a matar guardias civiles durante un concierto.

Según consta en la denuncia, las palabras textuales del rapero fueron “matad a un puto guardia civil esta noche, iros a otro pueblo donde haya guardias civiles y matad a uno” y “poned una puta bomba al fiscal de una vez”. Campos presentó esta denuncia acompañado por Antonio Salvá, padre del último asesinado por ETA, el guardia civil Diego Salvá.

Campos incluía en su denuncia un enlace a un vídeo del concierto en el que se pueden escuchar las mencionadas expresiones, que el rapero pronunció no durante una actuación sino en un discurso entre canciones. Este concierto, según el denunciante, podría haber tenido lugar en Marinaleda (Sevilla) el pasado 31 de marzo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.