Cerca de 50 personas se han concentrado este jueves ante la Delegación del Gobierno en Palma para pedir la absolución del rapero Josep Miquel Arenas, conocido como Valtonyc, y reclamar “libertad de expresión”.

Una portavoz del grupo de apoyo a Valtonyc, Maria de Lluc Forteza, ha insistido en que no tienen confirmación sobre dónde se encuentra el rapero, pero que hace unas tres semanas, aproximadamente, decidió “retirarse un poco a nivel mediático, descansar” y “estar más cerca de su entorno y familia más cercana”.

En concreto, les pidió “discreción”, “en el sentido de que él pasaría a un segundo plano, que necesitaba reflexionar y estar tranquilo en las semanas que le quedaban de margen”, según ha indicado Forteza.

En este sentido, Forteza ha explicado que en el grupo “suponen” que en este tiempo Valtonyc “ha tomado una decisión”. En todo caso, “sea cual sea” dicha decisión, ya sea partir al extranjero o permanecer en España, le brindarán apoyo y les parecerá “correcto”.

“En cualquier caso, nos parece tan legítima la lucha desde aquí como en un país extranjero con otras condiciones”, ha apuntado la portavoz del grupo, que ha recordado que Valtonyc ya avisó de que “no se entregaría”.

Según ha explicado la portavoz, la concentración ha servido para “reclamar libertad de expresión, vulnerada constantemente en este Estado”, algo que ocurre “no sólo en el caso de Valtonyc”.

Durante la concentración, los asistentes han coreado lemas como ‘libertad de expresión, Valtonyc absolución”, “lo llaman democracia y no lo es”, “libertad presos políticos” y “basta de represión, la juventud organizada”.

Varios de ellos también llevaban camisetas con el mensaje “las palabras no se pueden encerrar en una jaula, vuelan solas”, una cita de Montserrat Roig utilizado en la campaña de apoyo al rapero que el mismo Valtonyc ha exhibido en actos públicos en varios ocasiones.

ORDEN DE BUSCA Y CAPTURA

La Audiencia Nacional ha emitido este jueves una orden nacional, europea e internacional de búsqueda y captura contra Valtonyc, a fin de que sea puesto a disposición judicial después de que abandonara territorio español para evitar su ingreso en prisión tras ser condenado a tres años y medio de cárcel.

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal tramita las órdenes a petición de la Fiscalía, ante la imposibilidad de notificarle la diligencia por la que se le requería su ingreso en prisión en el plazo de diez días –que vencía este jueves– y encontrándose en estos momentos “en paradero desconocido”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.