Una veintena de personas han acudido a las 12.00 horas de este sábado a la movilización convocada por la plataforma Ciutat per qui l’habita en el Paseo del Borne de Palma bajo el lema #PalmaNoEstáenVenta.

La asistentes han llevado a cabo un almuerzo en el que cada uno ha aportado algún alimento, para después dar paso a una performance que ha consistido en la subasta de distintos barrios de la ciudad a precios desorbitados.

“Las viviendas aquí en Mallorca están cuatro veces más caras que en el resto de España y los alquileres también están subiendo mucho”, ha lamentado la portavoz de la plataforma, María Pové.

INICIATIVA CONJUNTA

Asimismo, Pové ha explicado que se trata de “una iniciativa conjunta” coordinada con “otras muchas ciudades del sur de Europa y de la península, como son Sevilla o Málaga, que también sufren esta masificación turística”.

Además, ha asegurado que los habitantes de Palma “no pueden hacer frente al alquiler o a la compra de una vivienda porque tienen contratos muy precarios con sueldos muy bajos y es muy difícil”.

Finalmente, ha matizado que “no es un ataque contra el turismo, sino contra la masificación turística y la especulación de las inmobiliarias que alquilan pisos turísticos a precios altos” algo que, a su juicio, “perjudica” a los propios habitantes de Baleares.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.