Foto: Reuters

La Justicia estadounidense ha acusado al exagente de la CIA Jerry Chun Shing Le de recopilar información clasificada en materia de Defensa con la intención de pasársela al Gobierno chino, según ha informado el Departamento de Justicia este martes.

Jerry Chun Shing Lee ha sido imputado por el Gran Jurado Federal del estado de Virginia por quedarse de forma ilegal con documentos de Defensa nacional y de conspirar para reunir o ceder información de Defensa para ayudar a un ejecutivo extranjero. El exagente se expone a ser condenado a cadena perpetua.

Lee trabajó para la CIA entre 1994 y 2007. El hombre, de 53 años, fue arrestado en enero de 2018 en el aeropuerto internacional John F. Kennedy en Nueva York. Según el Departamento de Justicia, dos agentes de Inteligencia chinos contactaron con Lee –que reside en Hong Kong– y le ofrecieron dinero a cambio de información.

Varios agentes del FBI hicieron una redada en 2012 en las habitaciones de hotel de Lee durante sus viajes a Virginia y a Hawái y descubrieron que tenía en su poder documentos en los que figuraban datos de cifras y nombres reales de reclutas del programa de espionaje estadounidense, así como de agentes secretos de la CIA.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.