“Filoviriade ÉBOLA ARN” esta es la inscripción rotulada en un bote que contenía un líquido en su interior y que apareció este viernes por la tarde sobre los buzones de una comunidad de vecinos de la calle Luís Archiduque de Palma, disparando todas las alarmas de las fuerzas de seguridad y de emergencias.

El bote, de los que se utilizan para guardar muestras de orina y que se hallaba precintado, fue localizado por una vecino del inmueble quien avisó a los servicios de emergencias.

A partir de ahí, una carrera contrarreloj en el que las fuerzas actuantes (entre otros, Policía Local, Policía Nacional, 112 y 061) activaron un protocolo de actuación para retirar el bote con garantías y trasladarlo hasta Son Espases, donde fue congelado a 80 grados bajo cero y a la espera de ser transportado hasta Zaragoza, donde existen laboratorios que permiten realizar análisis de forma segura.

Para la retirada, se tomaron todo tipo de precauciones. Los componentes del equipo que se encargaron de ello actuaron con trajes y mascarillas de protección especiales durante todo el proceso. La desinfección del zaguán del edificio quedó en manos de EMAYA

En la noche de ayer, la comunidad se mantuvo cerrada a cal y canto para que nadie pueda entrar o salir de la misma y se procedió a la identificación de todos los vecinos y copropietarios que, de una forma u otra, puedan haber estado en contacto con el bote.

Por su parte, la Consellera de Salud,Patricia Gómez, ha estado muy pendiente, en todo momento, de todo lo que ha rodeado este caso.

El ébola es una enfermedad para la que no existe un tratamiento específico y que se transmite por contacto con sangre o fluidos humanos y sus síntomas son fiebre, dolor de garganta, dolor muscular y de cabeza para luego seguir con náuseas, vómitos y diarreas a lo que se suma fallo hepático y renal

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.