Parlament

El presidente del Govern, Quim Torra, ha aplazado la toma de posesión de los consellers anunciada para hoy y ha pedido un dictamen a la Comissió Jurídica Assessora de la Generalitat para “encontrar una vía de publicación del decreto de nombramiento” de los consellers en el Diari Oficial (Dogc). También ha pedido estudiar “las medidas legales que se pueden emprender contra el Gobierno español”.

Según ha informado el Govern en un comunicado, el presidente lamenta el “bloqueo institucional” del Gobierno central a la toma de posesión de los consellers, ya que hasta ahora se ha negado a publicar los nombramientos en el Dogc, lo que paraliza la puesta en marcha del Ejecutivo.

El presidente catalán ha solicitado este informe para analizar las opciones que tiene para “permitir la publicación, la toma de posesión y la formación de un ejecutivo catalán” y tomar luego la decisión que considere más conveniente.

Torra también critica que el Gobierno central no haya dado respuesta aún a la carta que este martes envió el secretario del Govern, Víctor Cullell, en la que pedía una justificación ante “la negativa del Estado a publicar el decreto de nombramientos en el Dogc”.

“Cabe recordar que el plazo dado al Estado para recibir estas explicaciones era a lo largo del día de ayer –martes–, atendiendo a que la toma de posesión está prevista para este miércoles día 23 de mayo”, concluye el comunicado de la Generalitat.

EL CONFLICTO

Torra y el Gobierno central mantiene un pulso desde que el primero decidió situar en el nuevo Govern a cuatro exconsellers cesados por el 155: Jordi Turull, Josep Rull, Toni Comín y Lluís Puig, algo que el Ejecutivo central rechaza por completo.

La toma de posesión de los nuevos consellers no puede hacerse efectiva si antes no se publican sus nombres en el Dogc y, con el 155 vigente, el control sobre el Diari Oficial lo tiene el Gobierno y no la Generalitat, como así era sin la autonomía intervenida.

MEDIDAS LEGALES

Además, Torra ha pedido estudiar “las medidas legales que se pueden emprender contra el Gobierno español”, ya que considera que la publicación de los nombramientos es un acto debido que no debería padecer ninguna interferencia del Estado.

En el mismo comunicado, el Govern reivindica poder nombrar a todos los consellers sin excepción porque los “derechos políticos de todas las personas designadas para formar parte del Govern están intactos y no hay ningún motivo que justifique que no puedan tomar posesión de su responsabilidad”.

Turull y Rull están en situación de cárcel preventiva a la espera de juicio, mientras que Comín y Puig residen en Bélgica y hace justo una semana la justicia belga rechazó su entrega España, solicitada por el Tribunal Supremo a través de una euroorden.

“Solo la inacción del Estado impide la formación del Govern y, por tanto, alarga la vigencia de la aplicación del artículo 155 y la consecuente suspensión del autogobierno”, critican desde la Generalitat.

TOMA DE POSESIÓN EN EL AIRE

El sábado, cuando se anunciaron los nuevos consellers, el Govern dijo que iban a tomar posesión el miércoles: sin embargo, el acto sigue sin estar formalmente convocado y, ante el bloqueo del Estado, el movimiento de Torra ha sido solicitar este informe.

La toma de posesión de Torra como presidente –el jueves de la semana pasada– ya fue polémica por la ausencia de representantes del Estado en el acto, pero se llevó a cabo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.