REALE AVINTIA RACING

El piloto español de MotoGP Tito Rabat (Reale Avintia Racing) ha recibido el alta médica en el Hospital Universitari Quirón Dexeus de Barcelona pese a sufrir una ruptura muscular en su brazo izquierdo, fruto de la caída del miércoles en el test del Circuit de Barcelona-Catalunya, y será el martes que viene cuando los médicos decidirán si podrá correr el Gran Premio de Italia.

La presencia de Rabat en Mugello será una incógnita hasta el martes, cuando el equipo médico liderado por el doctor Xavier Mir y que cuenta con los doctores Ángel Charte y Jordi Robert dictaminará si Rabat está listo para correr o no, en función de la evolución de su lesión muscular.

Fruto de una caída en la última curva de Montmeló durante los entrenamientos oficiales, que terminó con su Ducati en llamas y el piloto visiblemente dolido en el suelo, el de Barcelona tiene una ruptura muscular de tres centímetros en su brazo izquierdo, que finalmente no le ha obligado a pasar por quirófano.

La última ecografía realizada este jueves ha llevado a Mir y a Charte a optar por no practicar una cirugía y sí a inmovilizar el brazo izquierdo de Rabat, quien con una cédula especial hará sesiones de crioterapia para intentar regenerar el tejido muscular antes de la prueba final del martes.

“Ya he salido del hospital y ha sido muy positivo todo, tanto los cuidados recibidos en el Circuit como aquí en la Dexeus. Ayer pensaba que iba a ser muy difícil llegar a Mugello, porque tendrían que operar, pero esta mañana hemos hecho otras pruebas y vamos a pasar la semana con el brazo escayolado”, señaló Rabat.

El piloto confía en estar en Mugello y proseguir con su buena temporada. “Este año lo estamos haciendo muy bien, somos muy competitivos y vamos a intentar llegar lo mejor posible. Quiero dar las gracias por todas las muestras de apoyo y ánimo que he recibido desde el accidente”, se sinceró.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.