Un grupo de personas de Stop Desahucios Mallorca ha entrado este viernes con silbatos y pancartas en una oficina de Bankia para protestar por el posible desahucio de un compañero y exigir un alquiler social para él.

Según ha explicado una portavoz de la plataforma, Alma Vives, se trata de una persona que “lleva ocho años esperando una vivienda” del Instituto Balear de la Vivienda (Ibavi), que tiene una discapacidad reconocida del 71 por ciento y que sus únicos ingresos proceden de una pensión no contributiva.

La protesta ha tenido lugar a las 12.00 horas en una oficina de Bankia ubicada en una calle céntrica de Palma. Stop Desahucios sostiene que una trabajadora destruyó un documento original con el que el afectado solicitaba el alquiler social de una vivienda de Bankia a la que había accedido, por lo que con la protesta han reclamado que se volviera a firmar dicho documento.

Según ha informado Vives, el director de la oficina ha accedido a hablar con los representantes de Stop Desahucios y se ha comprometido a llamar al responsable de otra oficina de la entidad, a la que correspondería el trámite.

En el lugar de la protesta se han personado agentes de Policía Nacional que han identificado al organizador. Según ha indicado Vives, a la protesta se ha sumado una persona con un megáfono que no forma parte de la plataforma. Los participantes han abandonado el establecimiento voluntariamente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.