plaza cort,ayuntamiento de palma,ajuntament

El Ayuntamiento de Palma ha decidido exigir el nivel A de catalán a los empleados de la Empresa Funeraria Municipal de Palma (EFM) sin consultar antes con los sindicatos ni las asociaciones que representan la diversidad de opiniones entre los palmesanos.

Hace unos meses fueron los barrenderos de EMAYA, después los hamaqueros de la Playa de Palma los que debían de tener el título de catalán.

SCB califica de “enfermiza” esta obsesión por parte de las instituciones baleares de imponer, sin consenso y sin previa consulta con sindicatos y plataformas civiles, la lengua catalana para acceder a una plaza en la administración pública.

Sociedad Cívica Balear apela a Antonia Martín, presidenta de la Funeraria a que de marcha atrás con esta imposición pues no es ni importante, ni tampoco una de las principales preocupaciones de los palmesanos.

Esta imposición pancatalanista sólo responde a las demandas de los econacionalistas de MÉS per Mallorca y la de sus socios del PSIB-PSOE y Podemos. No se refleja absolutamente en nada con las demandas reales de los palmesanos, los cuales están cansados de tanta imposición

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.