Imagen de archivo

La consellera de Hacienda y Administraciones Públicas ha informado este sábado de que la Dirección General de Interior, Emergencias y Protección Civil ha señalizado trece puntos de la Sierra de la Tramuntana que resultaban “complicados a la hora de hacer excursiones” y que “daban pie a tener que hacer muchos rescates”.

“Hemos identificado y señalizado trece puntos en el Torrent de Mortitx, el Torrent de Pareis y el Puig Massanella y entendemos que a partir de ahora la gente irá más orientada y se reducirá el número de rescates”, ha apuntado Cladera en declaraciones a los medios de comunicación.

Todas las señales instaladas están numeradas y georeferenciadas, y toda la información ya se ha incorporado a la plataforma tecnológica del SEIB 112, hecho que contribuirá a facilitar, en caso de incidente, la localización de los excursionistas y su posterior rescate.

En el Torrent de Pareis, donde se produjeron un total de 21 accidentes durante el 2017, se han instalado tres señales; en el Torrent de Mortitx se han instalado cinco carteles y en el Puig Massanella se han colocado otros cinco en los puntos donde los senderistas más se desorientan. Concretamente, el año pasado se produjeron ocho accidentes en este lugar y este 2018 ya llevamos un total cuatro accidentes y cuatro desaparecidos en estos tres lugares.

Este proyecto, que se ampliará en otras zonas de montaña en una segunda fase, ha tenido un coste de 19.435,82 euros y ha contado con la colaboración de la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, del GREIM de la Guardia Civil y del Grupo de Rescate de Montaña de los Bomberos de Mallorca.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.