Imagen de archivo

La consellera de Hacienda y Administraciones Públicas ha informado este sábado de que la Dirección General de Interior, Emergencias y Protección Civil ha señalizado trece puntos de la Sierra de la Tramuntana que resultaban “complicados a la hora de hacer excursiones” y que “daban pie a tener que hacer muchos rescates”.

“Hemos identificado y señalizado trece puntos en el Torrent de Mortitx, el Torrent de Pareis y el Puig Massanella y entendemos que a partir de ahora la gente irá más orientada y se reducirá el número de rescates”, ha apuntado Cladera en declaraciones a los medios de comunicación.

Todas las señales instaladas están numeradas y georeferenciadas, y toda la información ya se ha incorporado a la plataforma tecnológica del SEIB 112, hecho que contribuirá a facilitar, en caso de incidente, la localización de los excursionistas y su posterior rescate.

En el Torrent de Pareis, donde se produjeron un total de 21 accidentes durante el 2017, se han instalado tres señales; en el Torrent de Mortitx se han instalado cinco carteles y en el Puig Massanella se han colocado otros cinco en los puntos donde los senderistas más se desorientan. Concretamente, el año pasado se produjeron ocho accidentes en este lugar y este 2018 ya llevamos un total cuatro accidentes y cuatro desaparecidos en estos tres lugares.

Este proyecto, que se ampliará en otras zonas de montaña en una segunda fase, ha tenido un coste de 19.435,82 euros y ha contado con la colaboración de la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, del GREIM de la Guardia Civil y del Grupo de Rescate de Montaña de los Bomberos de Mallorca.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.