Seat y Volkswagen han confirmado un problema técnico en el anclaje del cinturón trasero izquierdo que afecta a los nuevos Ibiza, Arona y Polo, por lo que durante las “próximas semanas” iniciarán una campaña de llamada a revisión.

Ambas firmas han explicado en un comunicado que existe la posibilidad de que en determinadas situaciones, y solamente cuando las posiciones central e izquierda del asiento de atrás del vehículo estén ocupadas al mismo tiempo, el cinturón del lado izquierdo pueda desabrocharse “inintencionadamente”.

Los fabricantes del grupo Volkswagen han asegurado que ya han encontrando una solución para evitar que dicho problema ocurra y que han solicitado la validación de esta a las autoridades competentes para implementarla “lo antes posible” tanto en los vehículos ya entregados a clientes como en los que están en fase de producción.

Ante esto, Seat y Volkswagen iniciarán una campaña de llamada a revisión durante las “próximas semanas”. Los clientes recibirán una carta para concertar una cita con un servicio oficial de la compañía y la instalación de los nuevos elementos será gratuita.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.