Pedro Sánchez

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha ofrecido diálogo a ERC para resolver la crisis política en Cataluña con “una solución política y no judicial”, aunque ha admitido que parten de “posiciones muy distantes”, ya que ha rechazado que existan “presos políticos” en España o que la Justicia no sea independiente.

“Fíjese que estamos alejados que todavía sigue negando que existan presos políticos”, le ha reprochado el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, y ha ironizado pidiéndole a Sánchez que “se encierre y empiece a buscar una forma de denominar a esas personas encerradas, elegidas democráticamente, y a las que les quieren endosar 20 años”.

“Después de escucharle y conocer su relato más en detalle, tengo que reconocerle que partimos de posiciones muy distantes”, ha comenzado Sánchez en su réplica a Tardà, a quien le ha recordado asuntos que “ha pasado por alto” en su intervención como la crisis económica, que cree que se unió al malestar por la sentencia contra algunos artículos del Estatuto de Autonomía catalán, o los hechos acontecidos en el Parlament los días 6 y 7 de septiembre en la Cámara regional.

En referencia al 6 y 7 de septiembre, ha señalado que los partidos independentistas no solo contaron con la oposición de las fuerzas catalanas no independentistas, sino que fueron advertidos de la “ilegalidad” que cometían aprobando las leyes del referéndum y de transitoriedad por el Tribunal Constitucional y los propios letrados del Parlament.

SÁNCHEZ PIDE SUPERAR LA DINÁMICA DE BLOQUES

Para afrontar la “situación de confrontación” que vive Cataluña, Sánchez ha instado al diálogo y a “superar la dinámica de bloques” que, según él, ha provocado que la sociedad catalana esté “partida en dos”. “Hay dos bloques que tienen el mismo apoyo social”, ha apuntado, y ha llamado a buscar un consenso que permita “resolver la crisis”.

Según Tardà, a la oferta de diálogo del PSOE hay que “darle contenido” y “no se hace en cuatro días”. “Solo les pedimos una cosa: no nos tomen el pelo. Tenemos demasiado dolor para aguantar que nos tomen el pelo”, ha exclamado.

Y ha asegurado que para empezar hay que hacer gestos como pedir perdón por “según qué comentarios”, añadiendo que a él le dolió que se insultara en Cataluña al cantante Joan Manuel Serrat. “Pido perdón en nombre de ciudadanos anónimos catalanes que han insultado a Serrat. Suba y haga lo mismo”, ha invitado.

SIN “FUERZA SUFICIENTE” CON MENOS DEL 51%

Sánchez ha recordado que Tardà aseguró en una entrevista que si el independentismo no cuenta con el 51 por ciento de los votos en Cataluña, “no tiene suficiente fuerza para articular una vía unilateral”. Además, contestando al diputado republicano, que ha insinuado que a lo mejor algún no independentista cambiaba de idea si continuaba la “represión” en Cataluña, Sánchez ha indicado que puede suceder lo mismo pero al contrario.

El portavoz de ERC ha reconocido que todavía “muchos catalanes se resisten a creer que haga falta construir la república catalana”, por lo que ha defendido construir un “camino muy ancho” para que quepa el máximo número de catalanes en ese proyecto.

El líder socialista ha aseverado que es “consciente” de que el apoyo que le ha anunciado ERC no tiene que ver con un respaldo a su persona, sino “con una censura” al presidente actual, Mariano Rajoy. Ante ello, se ha diferenciado de este afirmando que reconoce “que hay un problema político que requiere una solución política y no judicial”.

Tardà ha advertido de que Sánchez tendrá que preguntarse qué debe hacer para que los republicanos no crezcan más, ya que a su juicio puede convertirse en un “mini Zapatero”, que prometió una España federal que no llegó a materializarse.

CATALUÑA, MÁS AUTOGOBIERNO QUE ESCOCIA

Ante ello, Sánchez ha defendido que la Constitución no recoge el derecho a la autodeterminación y que “sería justo reconocer que los niveles de autogobierno en Cataluña son de largo superiores a los de cualquier ‘Land’ alemán o al de Escocia respecto al Reino Unido”.

El republicano catalán ha resumido: “Hay que resolver democráticamente este conflicto mediante una relación de carácter bilateral a fin y efecto de que se pueda resolver todo ello siguiendo los cánones del derecho internacional”.

Y Sánchez ha concluido comprometiéndose a “reivindicar” esa relación bilateral con las comunidades autónomas, algo “ya reconocido” en el Estatuto de Autonomía de Cataluña, y reforzar tanto “los mecanismos de cooperación” como “los lazos de la lealtad institucional”. “Hagamos camino al andar”, ha concluido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.