La delegada del Gobierno en Baleares, Maria Salom, ha señalado este miércoles que las ayudas a la rotulación en catalán se pueden dar “dentro de un equilibrio” y que el “problema” reside cuando se da una “prohibición expresa” del castellano ya que, tal como ha remarcado, va “contra la ley”.

Ante los medios de comunicación, Salom se ha expresado así después de que se hayan desestimado las medidas cautelares que había solicitado para suspender las ayudas a la rotulación en catalán en Pollença y Capdepera.

De esta manera, Salom ha hecho hincapié en que “la Constitución española, el Estatut d’Autonomia y la Ley de normalización lingüística” manifiestan que “se pueden dar ayudas dentro de un equilibrio” pero que “no puede haber una prohibición expresa del otro idioma”.

“El problema está cuando se dice que queda expresamente prohibido el uso del castellano o que siempre se tiene que dar prevalencia al catalán”, ha remarcado.

Sobre el pronunciamiento del juzgado, que suspende la petición de medidas cautelares, Salom ha dicho que “estupendo” pero que de momento “no se ha entrado en el fondo de la cuestión”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.