MOTOGP.COM

El piloto español de Moto3 Marcos Ramírez (KTM) ha asegurado que su tercer puesto en el Gran Premio de Francia demuestra que ya no es el mismo que el de “las tres primeras carreras”, que luchaba por “puntuar”, sino que ahora aspira a ganar, por lo que ha reconocido estar “un poco decepcionado” por no haber tenido opciones reales de subirse al primer cajón.

“Justo antes de la carrera me veía luchando por la victoria. Al final, no me encontraba a gusto. No soy el Marcos de las tres primeras carreras, que estaba luchando para puntuar; estoy luchando para hacer podio, para ganar carreras. El objetivo es luchar por el campeonato, quedar entre los tres primeros; ahora mismo estoy sexto y antes de Jerez estaba el 19. En dos carreras he recuperado 13 posiciones”, declaró a Movistar MotoGP.

Sin embargo, el andaluz reconoció que esperaba más en Le Mans. “Otra vez he tenido un poco de suerte, he quedado realmente quinto. Estoy un poco decepcionado con la carrera, porque esperaba estar luchando por ganar. Cuando hemos salido, he tenido tres o cuatro sustos y casi me caigo; no me lo explicaba, porque durante todo el fin de semana había tenido ‘grip’ con la goma ‘m’, aunque con el ‘s’ teníamos sustos. No conseguía adelantar a nadie porque no podía abrir gas rápido, siempre perdía tiempo”, manifestó.

Por último, el de Conil de la Frontera se congratuló de la mejoría de las KTM. “De nuevo triplete de KTM. Los frutos están llegando. Dos podios seguidos son un sueño. Debo seguir así y en Mugello, dentro de dos semanas, más fuerte”, concluyó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.