La Sección Tercera de la Audiencia Provincial ha condenado a pagar 500 euros a Volkswagen Audi España y a un concesionario por la venta de un coche en Manacor en mayo de 2012 que contaba con ‘software’ para manipular los registros de emisiones contaminantes.

El cliente en un principio había pedido la nulidad del contrato de compraventa del vehículo, pero el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Manacor consideró que no había lugar para esto y solo condenó a la empresa automovilística a pagar 500 euros.

Ahora, la Sala desestima el recurso del concesionario y confirma la condena de 500 euros por “daños y los daños y perjuicios, incluidos los morales, más el interés legal de dicho importe y se las absuelve del resto de peticiones ejercitadas en su contra”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.