Foto: Reuters

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha tomado posesión del cargo este jueves ante la Asamblea Constituyente, aunque su segundo mandato no comenzará oficialmente hasta el 10 de enero de 2019, desoyendo así las críticas internas e internacionales que reclaman un nuevo proceso electoral.

Maduro ha prestado juramento ante la presidenta de la Asamblea Constituyente, Delcy Rodríguez, aunque solo lo ha hecho como “presidente reelecto” porque, conforme fija la Constitución venezolana, los periodos presidenciales arrancan en 10 de enero, de modo que tendrá que esperar hasta el próximo año para sumar un nuevo mandato.

De esta forma, Maduro y sus aliados han dado continuidad al proceso electoral que culminó el pasado domingo y que tanto la oposición como gran parte de la comunidad internacional, incluidos la mayoría de sus vecinos regionales, consideran fraudulento y, por tanto, desconocen.

De acuerdo con el Consejo Nacional Electoral (CNE), Maduro ganó un segundo mandato con 6.224.040 votos, frente a los 1.917.036 votos conseguidos por el disidente ‘chavista’ Henri Falcón, su principal rival. La abstención se situó en torno al 54 por ciento.

La Mesa de Unidad Democrática (MUD), principal fuerza opositora del país, no presentó candidato y llamó a los venezolanos a no votar, por lo que ha interpretado la baja participación electoral como una victoria. Falcón, antiguo ‘chavista’ que se integró después en la MUD, desobedeció las directrices de la coalición opositora y optó por competir.

La MUD ha rechazado los comicios y sus resultados y el propio Falcón ha anunciado que impugnará los resultados oficiales. Desde la comunidad internacional, Estados Unidos ya ha impuesto nuevas sanciones a la cúpula venezolana y los demás países han amenazado con seguir sus pasos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.