Foto: Reuters

Los exconsejeros catalanes Meritxell Borrás (Gobernación), Carles Mundó (Justicia) y Santi Vila (Empresa y Conocimiento), deberán acudir este martes a partir de las 10.00 horas al Tribunal Supremo, donde han sido citados por el instructor de la causa del ‘procés’ independentista en Cataluña, Pablo Llarena, para que les sea comunicado su procesamiento por delitos de desobediencia y malversación de fondos públicos. También está citada la exdiputada de la CUP Mireia Boya, a la que se le atribuye un delito de desobediencia.

El juez Llarena considera que Borrás, Mundó y Vila también eludieron los requerimientos del tribunal de garantías al aprobar el decreto que regulaba la convocatoria del referéndum. Además, en su auto de procesamiento, señala que estos consejeros autorizaron a sus departamentos las acciones y contrataciones necesaria para hacer posible la celebración de la consulta ilegal, así como la disposición de fondos públicos destinados para otros fines.

Con respecto a Boya, el magistrado del Tribunal Supremo dice que se saltó las decisiones del Tribunal Constitucional al registrar en el Parlament la proposición de Ley de Transitoriedad Nacional y fundacional de la República, que perseguía la ‘desconexión’ de Cataluña, y presentar la del Referéndum.

EN PRISIÓN

Borrás y Mundó fueron encarcelados el pasado 2 de noviembre por orden de la juez de la Audiencia Nacional que entonces instruía la causa, Carmen Lamela, junto con el resto de miembros del exGovern y después de un mes en ella pagaron 100.000 euros para poder quedar en libertad.

Vila, encarcelado el mismo día, sólo pasó una noche en el centro penitenciario y salió al día siguiente tras hacer efectivos los 50.000 euros que se solicitaron en su caso. En cuanto a Mireia Boya, el juez no acordó ninguna medida cautelar contra ella tras tomarle declaración como investigada.

Hasta esta semana,Llarena había informado de los hechos de acusación al exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras; el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y último candidato a presidir la comunidad autónoma, Jordi Sànchez; el líder de la asociación catalana Òmnium Cultural, Jordi Cuixart; los exconsejeros Joaquim Forn, Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Dolors Bassa; y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell.

Este lunes pasaron por el despacho de Llarena los que fueran miembros de la Mesa del Parlament Lluís Guinó, Lluís Corominas, Anna Simó y Joan Josep Nuet, todos ellos procesados por el delito de desobediencia. La también exparlamentaria Ramona Barrufet ha alegado problemas médicos y cumplirá este trámite por videoconferencia desde los juzgados de Lleida el próximo 21 de mayo.

A los parlamentarios Llarena les acusa de un delito de desobediencia por incumplir de forma “tenaz y perseverante” los requerimientos realizados por el Tribunal Constitucional para impedir la aprobación de las leyes del ‘procés’ que culminaron con la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) del pasado 27 de octubre.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.