Los dos hombres que se han atrincherado esta mañana en su casa de Palma tras agredir a un policía con una barra de hierro, han sido finalmente detenidos por la Policía.

La detención no ha sido pacífica pues ambos individuos se han negado a entregarse y la Policía se ha visto obligada a obtener una autorización judicial para interrumpir en la casa y proceder a la detención.

Como ya había adelantado Crónica Balear, uno de los hombres ha agredido a un policía judicial que se había presentado para entregar una notificación y después se ha encerrado en la casa con su hijo. El agresor tiene unos 60 años.

La Policía ha montado un dispositivo alrededor de la vivienda en la que ambos se habían atrincherado, negándose a colaborar y llegando a amenazar en varias ocasiones a los agentes. En el dispositivo ha participado el helicóptero de la Policía.

Según han informado la propia policía, el agente agredido se halla fuera de peligro y ha sido trasladado hasta un centro hospitalario (Policlínica Miaramar)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.