Cerca de 20 miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) Mallorca se han concentrado este martes enfrente del Parlament, con motivo de la votación de la primera Ley de Vivienda, para solicitar a los ciudadanos que “denuncien los pisos que están vacíos” y para pedir “solidaridad a los bancos”.

En declaraciones a la prensa, la portavoz de la PAH, Ángela Pons, ha manifestado que “hay muchas viviendas vacías que no salen a la luz”, por lo que desde la Plataforma “esperan que a partir de ahora los bancos empiecen a respetar lo que dice la Ley”, ha añadido.

Asimismo, ha calificado esta normativa de “positiva” aunque “duda” de su “aplicación”. En este sentido, ha insistido en que la Ley de Vivienda, que en estos momentos se está votando en la Cámara balear, es “una herramienta para hacer muchas cosas” pero ha remarcado la necesidad de que “haya voluntad política y empatía, que hasta ahora no se ha reconocido en ningún partido político”, ha expresado.

Finalmente, ha criticado que “tres años por una ley de emergencia habitacional es una vergüenza”. “Pensamos que políticamente la gente se mueve poco a favor del ciudadano”, ha concluido Pons.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.