Foto: Reuters

Más de 120 desplazados internos murieron entre los meses de marzo y abril en la provincia de Ituri, en el este de República Democrática del Congo (RDC), después de presentar fiebre y anemia, según ha informado la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en el país africano.

Según este organismo, las autoridades del territorio de Aru han notificado esta “tasa anormalmente elevada de muertos” registrada en Kandoyi, localidad situada a 350 kilómetros al norte de Buni, la capital de Ituri, y que acoge a más de 4.000 desplazados por la violencia.

Entre los más de 120 desplazados fallecidos, figuran 93 menores de 15 años, de acuerdo con la OCHA. Todos los fallecidos presentaban principalmente fiebre y anemia, si que se conozcan aún “las causas de las muertes”.

De acuerdo con la información aportada por las autoridades locales, la mayoría de las víctimas han fallecido en sus casas sin recibir atención.

Así las cosas, el Comité Local Interorganizaciones (CLIO) ha recomendado a los actores humanitarios presentes en la zona que lleven a cabo una evaluación de la situación, con el fin de preparar las respuestas adecuadas. No obstante, según la OCHA, por ahora no se ha inidicado una investigación epidemiológica oficial por parte de las autoridades sanitarias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.