El Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Ceuta ha atracado cerca de la medianoche de este martes en su base del puerto deportivo de la ciudad autónoma la lancha semirrígida “cargada” de hachís de unos 15 metros de eslora que ha logrado interceptar durante la tarde tras horas de persecución por aguas del Estrecho de Gibraltar.

A falta de pesar la sustancia estupefaciente incautada, fuentes de la Comandancia local de la Benemérita han calculado en declaraciones a Europa Press que la planeadora lleva “más de cuatro toneladas” de droga.

Las unidades del Servicio Marítimo del Instituto Armado en la ciudad autónoma han perseguido desde las 13.30 horas aproximadamente a tres embarcaciones de las comúnmente utilizadas para el transporte de hachís entre las costas marroquíes y el litoral de Cádiz.

La intervención se ha saldado sin ningún detenido pero los funcionarios actuantes sí han podido hacerse a varias millas de la ciudad autónoma con una de las semirrígidas “cargada” de droga cuando sus motores se han quedado sin gasolina. El remolque de la planeadora hasta la ciudad autónoma se ha alargado durante más de cinco horas.

Este es el tercer episodio con ‘narcolanchas’ de por medio en el que interviene la Guardia Civil de Ceuta en menos de una semana. Efectivos del Servicio Marítimo detuvieron durante la madrugada del pasado jueves a dos varones naturales y vecinos de la ciudad que minutos antes habían sido rescatados por Salvamento Marítimo de la planeadora de 14 metros de eslora equipada con cuatro motores de 300 caballos de potencia cada uno desde la que lanzaron una baliza de emergencia.

La Salvamar que acudió a auxiliares alrededor de las 6.00 horas les remolcó hasta la bocana del puerto. Los dos individuos de 31 y 32 años, cuya identidad responde a las iniciales M.M.A. y M.N.M.M., fueron desembarcados para su filiación de la lancha, que como sus motores carecía de cualquier tipo de numeración identificativa. Uno de los rescatados empezó entonces a hacer “distintos amagos con la pretensión de lanzarse al agua para darse a la fuga” sin que consiguiera su objetivo.

Veinticuatro horas antes, la Guardia Civil había localizado poco después de medianoche dos lanchas en la bahía norte de la ciudad autónoma. Al acercarse, una “cambió de rumbo” y la otra “comenzó a realizar maniobras evasivas y con grave riesgo a la navegación intentando en todo momento impedir la actuación policial”, por lo que sus dos ocupantes fueron detenidos, también nacidos y residentes en Ceuta, fueron detenidos por un supuesto delito de desobediencia a agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.