Los trabajadores de Son Espases han trabajado 146.000 horas más de las debidas por la falta de profesionales. El 45% de ellas corresponden a los Técnicos de Enfermería y el 50% a enfermeras, matronas, fisioterapeutas y especialistas en Salud Mental.

El dato pone de manifiesto la urgente necesidad de llevar a cabo las contrataciones necesarias, especialmente en las categorías más perjudicadas por esta situación, no sólo para que los profesionales puedan ver compensadas el exceso de horas trabajadas que han realizado, sino fundamentalmente para que esta situación no se repita el futuro.

La Unión Sindical de Auxiliares de Enfermería (USAE) ha puesto en conocimiento de la dirección del centro esta situación en repetidas ocasiones, sin que hasta el momento se haya llevado a cabo  ninguna actuación al respecto. Por tal motivo, USAE y el resto de sindicatos de la Junta de Personal del área de Ponent han denunciado ante todos los responsables sanitarios, es decir, el director general del Ib-Salut, el gerente del área de Ponent y el director de enfermería de Ponent la dramática situación que viven los profesionales del centro.

El débito horario no es la única consecuencia de la falta de profesionales. Los permisos legalmente establecidos por licencias o vacaciones se deniegan en muchas ocasiones, no se cubren las bajas por Incapacidad Temporal, se vulnera la conciliación de la vida laboral y familiar modificando la normativa interna para el disfrute de vacaciones e, incluso, denegando el derecho a la flexibilidad horaria sin justificación (en esta situación se encuentran actualmente dos fisioterapeutas del servicio de rehabilitación). Todo ello genera una alarmante sobrecarga laboral en los trabajadores que están al límite de su capacidad física y mental.

Alejandro Juan Alonso, secretario de acción sindical de SAE en Baleares manifiesta que “hemos dirigido infinidad de escritos a los responsables del centro hospitalario trasladando esta situación. Sin embargo, se niega de forma sistemática la información que solicitamos las organizaciones sindicales a pesar de tener derecho a ella. También han sido numerosas las ocasiones en las que los responsables del centro han manifestado trato incorrecto y formas inadecuadas con los sindicatos. Todo ello, no es sino una muestra del desinterés, desprecio y falta de respeto a los trabajadores a los que representamos”.

La prepotencia en las actuaciones del equipo directivo se aplica incluso para el cese de determinados mandos intermedios que han demostrado su competencia y buen hacer en los servicios asignados y que han sido cesados por la dirección de enfermería de forma discrecional.

“Ante la magnitud de los hechos, los sindicatos de la Junta de Personal hemos remitido formalmente un escrito al director gerente del Ib-Salut informando de la situación y esperando que se tomen medidas adecuadas a la gravedad de la situación. De no ser así, nos veremos obligados a  buscar otras soluciones”, finaliza el responsable de SAE.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.