Foto: Reuters

El número de venezolanos que en los últimos dos años han abandonado su hogar debido a la crisis política y económica que sufre la nación caribeña y han partido a otros países de América Latina se ha disparado un 900 por ciento, según ha informado este viernes la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La OIM ha destacado que en general entre 2015 y 2017 “la migración en Venezuela ha aumentado de manera significativa”. A nivel mundial, los venezolanos en el exterior han pasado de 700.000 a más de 1,5 millones, lo que representa un aumento del 110 por ciento. En América Latina, el salto ha sido de 89.000 a 900.000, un 900 por ciento.

“Los venezolanos abandonan su país por diferentes motivos”, pero “cuando se les pregunta mencionan numerosas razones vinculadas a los factores políticos, las necesidades socioeconómicas, la búsqueda de oportunidades laborales y la situación de inseguridad y violencia”, ha indicado.

Los países de destino son Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Uruguay, así como las islas caribeñas de Aruba, Bonaire, Curasao y Trinidad y Tobago. La diversidad de rutas usadas por los venezolanos muestra una movilidad dinámica y cambiante (…) Las rutas marítimas han adquirido una mayor significancia en épocas recientes”, ha comentado.

La agencia de la ONU ha señalado que entre la población inmigrante hay “grupos en alto estado de vulnerabilidad”, como los niños y adolescentes, tanto acompañados como solos, las mujeres y los indígenas, si bien todos se enfrentan a riesgos como “ser víctimas de trata o tráfico” y otros relacionados con la salud y la inserción laboral.

Sobre este último punto, la OIM ha explicado que “una amplia parte de los migrantes de Venezuela tienen un buen nivel educativo y procuran proseguir con sus estudios en los países de acogida (Argentina), obtener trabajos bien remunerados o bien iniciar sus propios emprendimientos (Argentina, Uruguay, Chile)”, pese a lo cual “algunos son explotados en parte debido a la falta de reconocimiento de sus cualificaciones” o a su condición legal.

La OIM ha aplaudido el esfuerzo realizado por los países de la región para acoger a los venezolanos, ya sea a través de instrumentos migratorios generales o específicos, gracias a los cuales se han concedido 400.000 permisos de residencia temporal o permanente. No obstante, les ha instado a “proseguir buscando canales para regularizar a los migrantes de Venezuela, permitiendo de tal manera su protección y el acceso al ejercicio de sus derechos”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.