A pesar de los logros obtenidos en las últimas décadas en el tratamiento del VIH, la enfermedad se sigue diagnosticando “muy tarde” en España y el groso de los pacientes se sitúa en torno a los 50 años, según se ha puesto de manifiesto durante el seminario ‘Retos y cambio de paradigma en el VIH’, organizado por la compañía ViiV Healthcare.

En España se calcula que hay entre 130.000 y 160.000 personas infectadas con el VIH y, de ellas, el 17 por ciento no están diagnosticadas lo que, además de aumentar el riesgo de contagio de la patología a otras personas, empeora el pronóstico de los tratamientos. “El diagnóstico tardío es inaceptable en España y hay que trabajar para mejorarlo”, ha argumentado el director de Sevilla Checkpoint, Diego García.

Un retraso en el diagnóstico que el jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, Santiago Moreno, lo ha achacado a la relajación por parte de las administraciones sanitarias de la implantación de medidas preventivas y de concienciación, a los médicos y a la sociedad porque ya no cae “tanto en la cuenta” de que se puede contagiar.

Ahora bien, de los pacientes diagnosticados, entre el 92 y el 96 por ciento están en tratamiento y, de ellos, hasta el 95 por ciento tiene carga viral indetectable, es decir, que el riesgo de infectar a otras personas es prácticamente inexistente.

Asimismo, el perfil del paciente recién diagnosticado en España, según ha explicado Moreno, es de un hombre extranjero de unos 37 años homosexual, mientras que las mujeres que se contagian suelen ser heterosexuales. En este punto, ha asegurado que menos del cuatro por ciento de los usuarios de drogas son personas con VIH.

EN 2018 SE PUEDE CAMBIAR LA HISTORIA DEL TRATAMIENTO DEL VIH

Al margen de los retrasos en el diagnóstico y de que se sigan produciendo contagios, los expertos han destacado los hitos alcanzados el en tratamiento de la enfermedad con los antiretrovirales y han avisado de que el año 2018 se puede de nuevo cambiar la historia del abordaje de la enfermedad.

“Se ha conseguido casi todo lo que se podía conseguir desde el punto de vista del tratamiento antirretroviral, pero por primera vez una compañía farmacéutica está intentando romper las terapias que desde años han sido exitosas para mejorar la calidad de vida de los pacientes”, ha informado el director médico de ViiV Healthcare España y Portugal, Felipe Rodríguez.

Y es que, tal y como han comentado los expertos, la aparición de dolutegravir está permitiendo considerar esquemas terapéuticos nuevos, “igual de eficaces”, que suponen acompañarlo de un fármaco y no de dos, reduciendo así la toxicidad, los costes y mejorando la adherencia terapéutica.

“En los años 90 nos teníamos que tomar un montón de pastillas al día, actualmente tres y ahora puede ser que dos”, ha dicho García, quien ha recordado que el 75 por ciento de los pacientes está preocupado por los efectos adversos a largo plazo de su medicación para el VIH, si bien se ha mostrado satisfechos con los resultados obtenidos con los tratamientos porque han logrado salvarles la vida, reducir el estigma social y mejorar su calidad de vida.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.