Fotos: Isabelle Sleijpen /Mallorca Live Festival

La tercera edición del Mallorca Live Festival se inauguró ayer en Calvià con un éxito sin precedentes: más de 12.500 personas que no quisieron perderse ni el cuidado cartel de artistas, ni la excelente oferta gastronómica, ni la música que sonará durante 24 horas en el antiguo recinto del Aquapark de Calvià.

La jornada de ayer dio el pistoletazo de salida al mayor evento musical que se celebra en Baleares, y que ya en su tercera edición, se consolida como una de las citas culturales más importantes a lo largo del año.

40 artistas, 24 horas de música en directo, así como numerosas actividades culturales se han dado cita esta semana para poner en valor la idea de que un evento de esta categoría se arraiga en Mallorca y nada tiene que envidiar a otras propuestas que para disfrutarlas había que salir de la isla.

Las largas colas de ediciones anteriores para adquirir las entradas se han eliminado este año con la instalación en todo el recinto de numerosos puntos de venta de tickets.

Cartel de artistas

Desde el impresionante escenario Estrella Damm Stage, la banda mallorquina L.A demostró a última hora de la tarde que tocar en casa también significa que, además de contar con miles de seguidores por todo el mundo, en Mallorca se les quiere de una manera especial.

Los escoceses Primal Scream, cabezas de cartel internacionales de la noche, dieron una auténtica lección de rock and roll demostrando que no son pocos 30 años de trayectoria.

Con un público más que leal, Izal volvía a arrasar entre sus fans, que no dejaban de corear sus temas en el que ha sido el  segundo concierto de la gira de presentación de su último disco Autoterapia. Otro de los artistas más esperados de la noche era La Casa Azul que a base de hits conseguía poner a todo el público a bailar en modo fiesta.

El rock más gamberro llegaba al escenario Sol House Stage de la mano de Black Lips que, con tan solo unos cuantos rollos de papel higiénico y mucho guitarreo, hicieron vibrar al público asistente.

En el otro lado del recinto, en el Tragus Tramuntana Stage se pudo bailar al son de los Gate4 y no podemos dejar de remarcar que, a excepción de Bad Gyal que subió al escenario sobre las once de la noche demorándose unos 20 minutos, todos los demás grupos salieron a tocar a la hora prevista.

El grupo La Raíz, calentando el ambiente de una forma espectacular, y que hace tan solo unos meses anunció su separación, se despidió del público mallorquín en uno de los conciertos más emotivos y memorables de la noche.

Los sonidos más bailables comenzaron al caer la noche con el trap de Bad Gyal y la electrónica con ritmos latinoamericanos de Chanchá Vía Circuito. Ya de madrugada la carpa del festival se convirtió en un club de la mano de Henrik Schwarz en una noche que culminó por todo lo alto con la esperadísima sesión  de tres horas del dj bosnio Solomon que, junto a dj From Mars en el escenario contiguo, clausuraban la primera jornada del evento a las seis de la mañana tras doce horas de música ininterrumpida.

Oferta gastronómica y cultural

Entre concierto y concierto, los miles de festivaleros han podido disfrutar de las mejores propuestas gastronómicas internacionales y descansar en la zona Food & Chill o pasearse por The Town y disfrutar de muestras de street art en vivo de la mano de artistas como MisterPiroEnrique de RioMoisés Losanon María Martin.

También estaban previstos espacios de concienciación medioambiental, merchandising, un punto de face painting de la mano de Sol House Meliá y hasta una peluquería por María y José.

En la zona Vip, los más afortunados han podido disfrutar del showcooking del reputado chef Tomeu Caldentey (el primer cocinero mallorquín en conseguir una estrella Michelin), que ha dado toda una clase magistral de sabores mediterráneos y productos mallorquines.

Para los que no tuvieron acceso a la zona VIP, la cosa tampoco estuvo nada mal ya que numerosos puntos repartidos por todo el recinto prepararon una variada y accesible oferta para comer y beber. Con el sistema de pulsera con chip que se va recargando, la gente pudo ir pidiendo con total comodidad. Varias chicas nos contaron que es una forma comodísima para poder prescindir del bolso.

Un día antes, el jueves 10, el festival organizaba la jornada profesional MLF PRO ’18 dirigida a estudiantes, músicos y profesionales de la industria musical, que estuvo protagonizada por interesantes mesas redondas sobre la igualdad de género en el ámbito musical, el estado de la música electrónica en España o la proyección de la música en las Islas Baleares.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.